En Misiones, un cabo recién egresado de la escuela militar sufrió lesiones en su columna vertebral en una ceremonia de bautismo en el Club de Suboficiales de la localidad de Apóstoles.

Según denunció su familia, este viernes el joven fue humillado y forzado a tomar bebidas alcohólicas, entre otros abusos. Por lo ocurrido, el Ejército radicó una denuncia en la justicia y suspendió en sus funciones a dos oficiales y 13 suboficiales.

Michel Natanael Verón, de 26 años, participaba este viernes de un almuerzo en el Club de Suboficiales del Ejército en Apóstoles para celebrar su egreso, y el de otros cuatro jóvenes que se iban a incorporar al Regimiento de Monte 30, cuando sufrió el desplazamiento de la cuarta y quinta vértebra de la columna. Algunas versiones extraoficiales señalan que las lesiones ocurrieron cuando el joven fue arrojado dentro de una pileta.

Durante el ritual, que es conocido como «bautismo» o «iniciación», al joven «le hicieron hacer un asado para todos pero no se lo dejaron comer» y «le hicieron tomar vino puro con fondo blanco, mezclado con chimichurri, limón y otras bebidas alcohólicas», contó Mónica, la madre del joven.

«Eran cinco chicos los que egresaron, él estaba tan feliz con su egreso por todo el esfuerzo que le demandó y ahora le hacen un bautismo» lamentó la mujer, quien aseguró que los superiores del regimiento estaban presentes en el evento.

«Lo único que pido es Justicia y que se investigue hasta las últimas consecuencias» porque «a Michel lo humillaron, lo hicieron bailar y le hicieron tomar bebidas alcohólicas de toda clase», denunció.

Mirá También:  Comodoro Rivadavia: asesinó a su padre y se entregó a la policía

Tras las lesiones sufridas, el joven fue llevado de urgencia a un centro de salud local y luego al Hospital Madariaga de la ciudad de Posadas. El coronel comandante de la Brigada de Monte 12, Sergio Jurczyszyn, contó que en un principio se planteó la posibilidad de trasladarlo en un avión sanitario a Buenos Aires “pero los médicos nos advirtieron que era muy peligroso moverlo”. Finalmente, Verón fue derivado al Sanatorio Boratti, donde permanece internado y su estado es delicado. 

El hecho ocurrió apenas dos semanas después de la muerte del subteniente Matías Ezequiel Chirino, un joven de 22 años al que le obligaron a celebrar junto a sus compañeros y jefes del Grupo de Artillería Nº 3 del Ejército Argentino su «iniciación» en la unidad militar de Paso de los Libres, ubicada a 370 kilómetros de la capital correntina. Allí, Matías fue forzado a beber y comer de manera exagerada y luego a tirarse a la pileta.

Investigación

Según informó Jurczyszyn, un equipo de intervención del Ejército comenzó una investigación y ya entrevistó a los testigos del hecho. «Son simplemente relatos pormenorizados, pero tienen bastantes certezas como para que me permitan resolver comenzar con una instrucción por falta disciplinaria gravísima«, precisó.

«Hay una presunción de delito de abuso de autoridad, en el cual me voy a presentar ante la justicia federal para hacer la denuncia», había adelantado Jurczyszyn a diarios locales, tras conocerse la noticia.

La Secretaría General del Ejército, en tanto, comunicó este fin de semana que se dispuso la suspensión de «dos oficiales y trece suboficiales» que se desempeñaban en el Regimiento de Infantería de Monte 30 según «lo dispuesto en el Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas».

Mirá También:  Se levantó el paro de colectivos en el interior del país

Respecto de Verón, el Ejército, indicó que «fue intervenido quirúrgicamente como consecuencia de lesiones en la columna vertebral y actualmente se encuentra estable en el sanatorio Boratti de la ciudad de Posadas«.

Las causas de las lesiones sufridas por el joven «están siendo investigadas y son motivo de una instrucción disciplinaria por presunción de faltas gravísimas que involucra a miembros de la unidad militar de pertenencia», añadió la fuerza.

«Los comportamientos que se alejan de las normas de convivencia establecidas en las prescripciones legales y reglamentos militares, constituyen potenciales inconductas que están tipificadas como delito en el Código Penal de la Nación. Por eso, autoridades del Ejército Argentino realizaron la denuncia correspondiente ante la Fiscalía Federal de la Ciudad de Posadas», concluyó la fuerza.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *