En una acción conjunta entre la Municipalidad y la Cooperativa Nuevos Horizontes, se lleva a cabo una nueva jornada de limpieza para remover los peces muertos en la zona de la laguna. El objetivo es retirar los peces, tratando de minimizar el impacto ambiental y preservar la biodiversidad del lugar.

Desde el comienzo de esta situación, la Municipalidad ha implementado diversas acciones para hacer frente a la mortandad de peces. Se han llevado a cabo tareas de limpieza en las orillas de la laguna y se han realizado reuniones con diferentes actores sociales con el fin de establecer un trabajo colaborativo. Como resultado de estas acciones, se han convocado a operativos de limpieza manuales en los que se ha invitado a la ciudadanía a participar.

En esta ocasión, gracias a la colaboración y gestión de la Cooperativa Nuevos Horizontes, se están utilizando maquinarias para realizar la limpieza en la zona comprendida entre el Club de Regatas y el Fuerte. Sin embargo, se está llevando a cabo con sumo cuidado, teniendo en cuenta dos aspectos fundamentales: preservar el ambiente natural de la laguna y evitar dañar las maquinarias utilizadas.

El proceso de limpieza es lento debido a las condiciones del suelo en la laguna. Además, se debe tener en cuenta el traslado de los peces y su tratamiento en el centro de disposición final. El objetivo principal es retirar la mayor cantidad de peces posible, pero siempre buscando equilibrar el aporte de nutrientes que estos organismos muertos contribuyen al suelo, y de esta manera reducir el impacto negativo en la biodiversidad de la laguna.

Por su parte, se hace saber un comunicado emitido por el Dr. Leandro Miranda, director de Laboratorio de Ictiofisiología y Acuicultura del INTECH, al respecto y dice: “En base a las observaciones, podemos afirmar que se debió a causas naturales que ocurren ocasionalmente en las lagunas pampeanas. Es sabido que el sistema de las lagunas de las encadenadas de Chascomús se encuentra en un estado crítico de estrés hibrido debido a las sequías de los últimos años. En este contexto, la profundidad máxima actual de la laguna de Chascomús es de aproximadamente 100 cm y es notorio el retroceso de sus aguas”.

Mirá También:  SE CUMPLE UN NUEVO ANIVERSARIO DE LOS PRINCIPIOS DE YOGYAKARTA

Y continuó: “El fin de semana del 16 y 17 de diciembre en nuestra ciudad ocurrió una gran tormenta con lluvias torrenciales y fuertes vientos que arrastraron grandes cantidades de materia orgánica a las aguas de nuestra laguna que, junto con las altas temperaturas y las condiciones críticas ya mencionadas, provocaron un descenso repentino del oxígeno disuelto en el agua generando una condición de hipoxia severa que causó la gran mortandad.

Dentro de los peces que murieron, los más abundantes fueron los sabalitos y algunos pejerreyes, especies que no toleran condiciones de bajas concentraciones de oxígeno, hipoxia. También, pero en menor proporción se observaron ejemplares de carpas y de algunos bagres que son más resistentes a los bajos niveles de oxígeno. Es importante señalar que, si bien no hubo más muertes después de la fecha mencionada, podrían ocurrir nuevamente, principalmente por las altas temperaturas del verano”.

 

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *