El líder del opositor Partido laborista británico, Keir Starmer, tuvo que aislarse este miércoles tras dar positivo en coronavirus por segunda vez, mientras que el Gobierno admitió una “presión extrema” sobre los hospitales luego de haber descartado nuevas restricciones e incluso relajar restricciones a los viajes desde el extranjero pese al fuerte brote por la variante Ómicron.

Coronavirus. Todo lo publicado sobre la variante Ómicron

Starmer, de 59 años, no podrá estar presente en la sesión de preguntas de hoy en el Parlamento al primer ministro conservador Boris Johnson, quien ayer dijo que el Reino Unido podría superar el actual pico sin necesidad de nuevas restricciones porque Ómicron causan cuadros clínicos más leves y gracias a la avanzada campaña de refuerzos de la vacuna anticovid en el país.

El Reino Unido informó el martes un récord de 218.724 casos de coronavirus.

No obstante, desde hace dos días los casos se han amesetado en Londres, el lugar donde Ómicron primero impactó en el Reino Unido, luego de multiplicarse de manera exponencial, y la mayoría de contagios nuevos corresponde al resto del país.

Epidemiólogos han dicho que este dato es muy alentador y que podría indicar que el pico de Ómicron podría evolucionar como el que experimentó Sudáfrica, donde los casos se dispararon durante un mes para luego amesetarse primero y comenzar a bajar después.

En este contexto, el Gobierno británico anunció hoy una relajación de las restricciones a los viajeros que llegan a Inglaterra desde el extranjero, impuestas tras la aparición de Ómicron, una medida muy esperada por el sector del transporte.

Mirá También:  Reyes Magos: las increíbles odiseas de los españoles que cruzaron el Pacífico tras la pista de los reyes de Oriente

A partir del viernes, los viajeros ya no tendrán que presentar un test negativo de coronavirus antes de embarcar con destino a Inglaterra y, si están vacunados, no deberán aislarse mientras esperan el resultado de una prueba realizada tras llegar, anunció el primer ministro británico, Boris Johnson, ante el Parlamento.

La variante Ómicron, la más contagiosa de las conocidas, fue identificada por primera vez en Sudáfrica en noviembre pasado, aunque muchos presumen que se originó en Nigeria, que registró casos de la variante un mes antes.

Según la prensa británica, Johnson, que esta tarde hará una declaración al Parlamento sobre el coronavirus antes de responder preguntas de legisladores de la oposición, podría anunciar además algunos cambios en el seguimiento de los test.

Se cree que los ministros están considerando eliminar el requisito de PCR de seguimiento para aquellos que dan positivo en una prueba de flujo lateral (LTF) pero no presentan síntomas.

Varios hospitales en Inglaterra se declararon en emergencia debido al incremento en las internaciones por el avance de la variante y la gran cantidad de personal que se encuentra en cuarentena tras dar positivo o haber sido contacto estrecho de un infectado.

Gillian Keegan, secretario de Estado en el Ministerio de Salud, admitió hoy la sobrecarga hospitalaria en una entrevista con la cadena BBC.

“En este momento, están bajo una presión extrema por la variante Ómicron, por el número de casos positivos y el incremento de las hospitalizaciones, y en este punto del año (invierno) en el que siempre están bajo una presión extrema”, señaló.

Mirá También:  Incendios: bomberos cordobeses viajan para ayudar en Corrientes

Johnson dijo ayer que el país tenía “la oportunidad de superar” el aumento de infecciones sin imponer más medidas estrictas.

No obstante, reconoció que las próximas semanas serán “desafiantes” y dijo que algunos servicios se verán interrumpidos por las ausencias del personal y se comprometió a trabajar en aliviar la presión del Servicio de Salud Pública, conocido como NHS.

Pero el Royal College of Nursing (RCN), un sindicato que reúne a más de 400.000 enfermeros, advirtió que el personal del NHS está agotado y muestra signos de trastorno de estrés postraumático debido a la presión bajo la que se encuentra el servicio de salud.

Según la directora de RCN para Inglaterra, Patricia Marquis, el personal está recibiendo presiones desde todos los ángulos e instó al Gobierno a decir la verdad a la gente sobre el estado en que se encuentran los hospitales públicos.

Mientras tanto, la líder adjunta del Partido Laborista, Angela Rayner, reemplazará hoy a Starmer en la primera sesión de preguntas al premier en lo que va de 2022.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar La Voz para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *