Un trabajador que se desempeña en el Senasa Córdoba obtuvo días atrás una licencia de 100 días para ejercer el rol principal de cuidado de su bebé nacido mediante la técnica de subrogación de vientre.

Se trata de Gastón Pérsico, quien trabaja en el área de Coordinación de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Centro Regional Córdoba y desde 2017 está casado con Nicolás.

Licencia a un padre: la historia de lucha de Gastón y Nicolás

Su historia de lucha por ser padres se remonta a 2010, cuando se produjo el terremoto en Haití y ambos se acercaron hasta el consulado ofreciéndose para ayudar a algún niño o niña que hubiese perdido a su familia a raíz del fenómeno.

Sin éxito, en 2015 se anotaron en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, pero nunca los llamaron.

En 2020 comenzaron a evaluar otras alternativas y se decidieron a iniciar los trámites para subrogar un vientre en Argentina.

Presentaron una demanda en los Tribunales de Familia de Buenos Aires pidiendo que cuando naciera el bebé sea anotado a nombre de ellos.

Nicolás (arriba) y Gastón (abajo), el empleado del Senasa Córdoba que obtuvo la licencia (Argentina.gob.ar).
Nicolás (arriba) y Gastón (abajo), el empleado del Senasa Córdoba que obtuvo la licencia (Argentina.gob.ar).

Con la autorización judicial, a sustitución o subrogación de vientre fue iniciada en una clínica especializada en fecundación de la ciudad de Córdoba.

La formación del embrión se realizó en laboratorio con un óvulo donado, el cual fue transferido a una gestante solidaria, quien se ofreció a ayudarlos en este proceso.

Tanto Gastón como Nicolás acompañaron a la gestante durante el embarazo y en enero de 2022 Gastón presentó el pedido al Senasa para que le sea concedida una licencia especial por nacimiento, similar a la de “maternidad”, para poder desarrollar el cuidado pleno de su bebé el primer tiempo de vida.

Mirá También:  Termómetro al rojo y tormentas a la vista: así estará el clima esta semana en La Plata

La solicitud fue avalada y ahora sienta un precedente en nuestro país.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *