La estrategia de Patricia Bullrich de basar su campaña presidencial en mostrarse segura y hacer propuestas «duras» naufragó cuando se refirió a la educación pública. Fiel al ideario del PRO, la precandidata intentó atacar a las universidades nacionales y dijo que «están vacías», que «casi la mitad de la matrícula es de alumnos extranjeros» y que los estudiantes argentinos «quedan en un cementerio«, como definió a la escuela secundaria. Los dichos fueron rápidamente rechazados por la comunidad educativa en su conjunto, a través de la palabra de estudiantes, docentes, directivos y funcionarios. Pero no sólo se trató de una polémica, sino que a Bullrich le señalaron que sus afirmaciones eran falsas: los datos oficiales indican que Argentina tiene una de las tasas de escolarización más altas de la región y que solo un 4 por ciento de los estudiantes en las universidades públicas son extranjeros. Al final, la exministra debió retractarse.

Las declaraciones de la precandidata de JxC se produjeron durante su participación en el XVI Foro Atlántico “Iberoamérica: Democracia y Libertad” de la Fundación Internacional para la Libertad. «Hasta hace 30 años -dijo-, Argentina era el país con más población universitaria de América Latina, hoy tenemos el 12 por ciento de nuestra población que llega a la universidad porque se quedan en la secundaria”, sostuvo. A continuación, en una maniobra que tuvo dos objetivos precisos, apuntó contra la educación pública y los extranjeros: “Argentina es el país con más universidades públicas de América Latina, tiene 56 universidades públicas y tantas o más privadas, sin embargo esas universidades hoy están vacías de alumnos, tenemos casi la mitad de la matrícula de alumnos extranjeros, que vienen y toman las posibilidades que Argentina da. Y los argentinos quedan en un cementerio en el colegio secundario porque se ha destruido la educación”.

Mirá También:  Junín: Embargaron a la empresa municipal que cobraba el gas a los vecinos pero no lo pagaba

A menos de 24 horas de haber firmado con otros candidatos el Compromiso Ético Digital para combatir las fake news y la desinformación, Bullrich difundió cifras inexactas e inconsistentes, más vinculadas a sus prejuicios que a las estadísticas. Así se lo hizo notar el ministro de Educación nacional, Jaime Perczyk, para quien las declaraciones de la candidata «demuestran su desconocimiento, ignorancia y prejuicio negativo». Sobre un total de 47 millones de habitantes, explicó el ministro, más de 2,5 millones son estudiantes universitarios. La «tasa de escolarización es del orden del 5,3 por ciento lo que la convierte en una de las más altas de América latina, el Caribe y la región». Además, detalló que el 81 por ciento de los alumnos universiatios estudia en instituciones públicas. Perczyk defendió a los estudiantes extranjeros, ya que «mejoran nuestra educación porque posibilitan el intercambio con nuestros universitarios».

Su antecesor en Educación, Nicolás Trotta, aseguró que «llevar adelante un diagnóstico con datos falsos, con un análisis tan superficial y equivocado es sorprendente por parte de la principal candidata de la oposición». Además, sostuvo que la educación superior es el nivel «más consolidado» en el país y señaló que las declaraciones de Bullrich provienen de un espacio que «se ha caracterizado por desfinanciar la educación pública y al mismo tiempo transitar procesos de mercantilización de derechos». En la misma línea se expresó el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus: «En su afán por cerrar y volver a ajustar la universidad pública, Bullrich despliega tremenda ignorancia. Afirma que está vacía y que la mitad de los estudiantes son extranjeros. La verdad es que hay 2.476.915 universitarios. Mas del 80 por ciento va a la pública y sólo el 4,2 son extranjeros».

Mirá También:  El terror a cuentagotas de Gerardo Morales

Tras el señalamiento a sus mentiras, Bullrich intentó «aclarar» sus dichos. «Nobleza obliga -dijo- se produjo una confusión que quiero aclarar. En la Argentina, el 50 por ciento de los chicos no termina la secundaria y solo el 12 por ciento ingresa a la universidad. Nuestras universidades tienen, además, un muy bajo índice de egresos universitarios. Tenemos que trabajar para mejorar el nivel de egresos». Nada aclaró, sin embargo, de sus demás falsedades, ni de la participación de extranjeros en el número total de estudiantes.

El fallido intento de rectificación no detuvo las críticas a sus afirmaciones. «Bullrich ataca a la universidad pública con datos falsos. La cantidad de extranjeros no llega ni al 4 por ciento, y no es un problema, es un orgullo. Terminemos con la mentira«, sostuvo Paula Abal Medina, precandidata a vicepresidenta de Unión por la Patria. Desde la agrupación HIJOS recordaron que los ajustes a la educación pública durante la presidencia de Mauricio Macri y aseguraron: «Quieren limitar el derecho a la educación. Así piensan al país: para pocos. Lo demuestran cada vez que pueden y siempre a través de la mentira».

El sindicato de docentes de la UBA Feduba repudió las «expresiones xenófobas y racistas» de Bullrich, que demuestran la «supina ignorancia» de la precandidata de JxC. «Nos enorgullecemos de la tradición aperturista de la educación superior en nuestro país. Ser un baluarte en el mundo de la generación de conocimiento y de la gratuidad universitaria, pone a nuestro país a la delantera en materia del derecho a la educación, e impulsa el desarrollo científico y tecnológico», aseguraron. Además, realizaron un «llamado a la reflexión» a los candidatos para «no hacer campaña con mentiras o datos falaces».

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *