El Gobierno de Joe Biden ha dado permiso a Ucrania para atacar dentro de Rusia utilizando armas proporcionadas por Estados Unidos, pero sólo cerca del área de Járkov, confirmó a EFE este jueves un funcionario estadounidense.

«El presidente recientemente ordenó a su equipo que garantice que Ucrania pueda utilizar armas suministradas por Estados Unidos con fines de contraataque en la región de Járkov, de modo que Ucrania pueda contraatacar a las fuerzas rusas que los están atacando o preparándose para atacarlos», apuntó.

Sin embargo, añadió dicha fuente, la política con respecto a la prohibición del uso de misiles balísticos ATACMS o los ataques de largo alcance dentro de Rusia «no ha cambiado».

Cambio de política

Con esta decisión la Administración de Biden ha cedido a la solicitud de Ucrania, quien lleva semanas pidiendo a Washington que haga este cambio de política, especialmente desde que comenzó la ofensiva rusa contra Járkov este mes.

Por tanto, Ucrania ahora puede usar armas proporcionadas por Estados Unidos, como cohetes y lanzacohetes, para derribar misiles rusos lanzados hacia esta zona contra tropas que se concentran justo al otro lado de la frontera rusa o contra bombarderos rusos que lanzan bombas hacia territorio ucraniano.

Sin embargo, Ucrania no puede usar esas armas para atacar infraestructura civil o lanzar misiles de largo alcance, como el Sistema de Misiles Tácticos del Ejército, para alcanzar objetivos militares en el centro de Rusia.

Insinuaciones

El miércoles, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, se convirtió en el primer funcionario estadounidense en insinuar públicamente que Biden podría cambiar de rumbo y permitir tales ataques y dijo a los periodistas que la política estadounidense hacia Ucrania evolucionaría según fuera necesario. El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, no descartó posteriormente un posible cambio.

Mirá También:  Rosario: matan a otro hermano de Miguel Torrén, jugador de Argentinos Juniors

Esos mensajes llegaron después de que los principales aliados de Estados Unidos, como el Reino Unido y Francia, dijeran que Ucrania debería tener derecho a atacar dentro de Rusia utilizando armas occidentales.

Precisamente este jueves Rusia acusó a la OTAN de abrir una nueva fase de tensión en sus tormentosas relaciones al alentar los ataques ucranianos contra objetivos en territorio ruso con armamento occidental, postura en la que no hay unanimidad en el bloque aliado.

«En los últimos días y semanas los miembros de la OTAN, especialmente Estados Unidos y otros países europeos, han entrado en una nueva fase de escalada de las tensiones. Y lo hacen de manera consciente», afirmó en su rueda de prensa diaria Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Luz verde

En los últimos días el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, instó a dar luz verde a Kiev, llamamiento que fue secundado esta semana por Francia. El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, considera «injusto» que Kiev no pueda utilizar el armamento occidental para responder a Rusia, pero el primer ministro belga, Alexander De Croo, ya le dijo esta misma semana que los aviones de combate F-16 que entregará a Kiev no podrán ser utilizados en el país vecino.

El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, había dicho este martes que Ucrania tiene el derecho de atacar objetivos en Rusia. «Hay que equilibrar el riesgo de una escalada y la necesidad de que los ucranianos se defiendan», dijo el diplomático antes del inicio de una reunión de ministros de Defensa de la Unión Europea.

Mirá También:  SE ENTREGARON MÁS DE 1400 ESCRITURAS A NUESTROS VECINOS

«Según el derecho de la guerra, es perfectamente posible y no hay contradicción. Yo podría tomar represalias o luchar contra el que me agrede desde su territorio», expresó.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *