Un hombre de 42 años, Pablo Damián Grottini, fue detenido este jueves en la localidad bonaerense de Villa General Savio como sospechoso de haber cometido el triple asesinato de su hermano en 2019, de su hija de 10 años en 2021 y de su madre el último fin de semana, a quienes presuntamente les habría suministrado drogas mientras estaban internados en distintos hospitales del partido bonaerense de San Nicolás.

La detención del sospechoso se logró tras los testimonios de personas que integran su círculo íntimo y el análisis de su teléfono celular y su computadora, a través de los cuales se comprobó que realizó búsquedas en Google sobre «qué pasa si infiltras aire en las venas» o «qué se puede tomar para provocar la muerte».

Durante la indagatoria ante la fiscal María Belén Baños, el acusado responsabilizó a una enfermera por la muerte de su madre, al afirmar que “manipuló e inyectó algo” en el suero.

La muerte de la madre del acusado

La investigación comenzó el sábado último cuando Teresita Di Martino (61) murió en el hospital San Felipe de esa ciudad, ubicada a 240 kilómetros de la Capital Federal, en la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

Fuentes policiales y judiciales informaron que la mujer llegó descompuesta, trasladada por su hijo, quien trabaja como empleado de una empresa de servicios funerarios. En ese momento, Di Martino dijo sentirse mareada y angustiada por la muerte de otro hijo y de su nieta, ocurridas años atrás.

Tras realizarle los estudios de rutina, a punto de recibir el alta, mientras permanecía internada en el Box 3 de ese centro asistencial al cuidado de su hijo, éste advirtió que el suero «perdía», ante lo cual la enfermera de turno constató que estaba pinchado, atravesado de lado a lado, y observó que el hombre tenía su ropa mojada.

Mirá También:  LOS FESTIVALES COMUNITARIOS

Una hora y media después, se constató la muerte de la paciente, y que el nuevo suero, colocado tras la primera advertencia de su hijo, también estaba pinchado, esta vez con un solo orificio en la manguera. En el mismo box se encontró una ampolla de diazepam abierta, que no había sido prescripta, precisó el comunicado judicial.

Alertada la fiscal de San Nicolás, la policía demoró al hijo de la mujer fallecida, a quien le secuestraron el teléfono celular, tras lo cual se comprobó que tenía una herida en un dedo, compatible con una pinchadura de una aguja.

El mismo sábado, la fiscal ordenó el allanamiento de la vivienda de Grottini, donde se secuestraron otros aparatos electrónicos.

En base al testimonio de allegados y vecinos, se reconstruyó la historia de Germán, el hermano deportista y guardavidas de 32 años del sospechoso ahora detenido, y la de su propia hija, de 10 años, quien padecía un retraso madurativo, que habían muerto en circunstancias similares, el primero en julio de 2019 y la niña en julio de 2021.

La muerte del hermano y la hija

El Ministerio Público relató que, en su momento, el hermano del acusado fue «ingresado a la guardia de una clínica local por familiares (entre ellos el imputado) por síntomas leves de ‘mareos y náuseas y somnolencia’, por lo que fue dejado en observación con suero colocado», aunque horas más tarde se constató que había fallecido.

Respecto a su hija, se detalló que ingresó al hospital en julio de 2021 por un «dolor en el pecho», según refirió su propio padre en la guardia, aunque los análisis arrojaron «parámetros normales».

Mirá También:  La inflación de mayo fue de 3,3% y en doce meses de 48,8%

«No obstante, fue dejada en observación (…) al cuidado alternado de su padre y de su abuela, en una habitación privada», agregó la fiscalía, que señaló que «horas más tarde, encontrándose la niña junto a su padre, se constató que el suero estaba dañado».

La paciente fue trasladada, entonces, a terapia intensiva, donde finalmente murió.

La investigación 

En las últimas horas, la fiscal del caso recibió los resultados de los peritajes realizados a los aparatos electrónicos de Grottini, que demostraron que el acusado hizo las búsquedas consignadas más arriba. 

La fiscal ordenó la detención del sospechoso, quien fue apresado en su casa de Villa General Savio, partido de Ramallo, acusado ahora de «triple homicidio (de su madre, su hermano y de su hija) agravado por el vínculo y por alevosía», delitos por que podría recibir cadena perpetua.

Tras negarse a declarar, por consejo de su abogado, Jorge Ingrata, el imputado negó ante Baños todos los cargos, a pesar de lo cual permanecerá detenido.

El defensor aseguró que la fiscal «cree que hay elementos para presuponer que los tres hechos fueron cometidos por Grottini» pero, a su entender, «son indicios y no tiene pruebas concretas».

Será determinante el peritaje sobre el cuerpo de su madre, ya que el de su hermano y el de su hija fueron cremados.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *