El Tercer Malón por la Paz, que partió el 25 de julio desde el bloqueo que se mantiene hace más de 40 días en el acceso a Purmamarca, Jujuy, pasó por Catamarca. Se trata de más de 400 comunidades originarias que piden declarar la inconstitucionalidad de la reforma del gobernador Gerardo Morales, y además que se cumpla con la entrega de tierras comunitarias a los pueblos.

En el departamento Santa María, Catamarca, se reunieron con representantes de los pueblos de la Unión de la Nación Diaguita, quienes acompañaron la protesta social y se sumaron a las filas que desembarcarán el 1 de agosto, día de la Pachamama, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“Se van sumando hermanos  de todos lados, ahora somos más de 400 comunidades a favor de la madre tierra”, dijo Néstor Jeréz, cacique de pueblo Okloya de Jujuy.

El primer malón se realizó en 1946 durante el gobierno de Juan Domingo Perón, en demanda de la restitución de sus territorios. El segundo malón por la paz fue en 2006, donde los pueblos originarios reclamaron exactamente lo mismo. “En este tercer malón el tema central es la reforma inconstitucional de Morales, vamos por la manda histórica reconocida de 1994 que es lo que perseguía el primer malón. En Jujuy nunca nos dieron las tierras”, dijo Jeréz.

“Tenemos que sumarle la violación a los derechos y garantías que cometen contra el pueblo jujeño y las persecuciones que continúan. Denunciamos que nunca se cumplió del convenio 169 de la OIT. Estamos proponiendo que se expidan los organismos competentes, como la Corte Suprema de Justicia y que declare la inconstitucionalidad de la reforma y también que el Congreso legisle con algo que implique la protección de los territorios comunitarios”, señaló.

Mirá También:  El FMI ya votó y es un voto cantado

“Estuvimos también con ambientalistas de Santa María”, confirmó el cacique y agregó: «Durante el viaje sostenemos las mismas consignas que en los cortes de ruta: ‘el agua vale más que el litio’ y ‘abajo la reforma'». Tanto en la puna jujeña como en la catamarqueña, la explotación minera del litio ha sido motivo de reclamo por parte de las comunidades y sus comuneros.

Durante la caminata que pasó ayer por los pueblos de Amaicha del Valle y Santa María, se unieron las comunidades de estos territorios a la lucha y al malón que continuó viaje hasta Tafì del Valle, en Tucumán y que hoy seguirá por la ciudad de San Miguel de Tucumán y luego Santiago del Estero.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *