La decisión de no habilitar la salida de niños y niñas en los distritos más poblados, en contrario a las recomendaciones de Unicef, abrió un debate sobre qué políticas públicas implementar para cuidar integralmente la salud de la población. Desde el Gobierno porteño, ratificaron la decisión en base a datos epidemiológicos. «En los últimos seis días, la curva de la Ciudad es creciente», indicó el vicejefe Diego Santilli. Desde la UCR porteña, presentaron un proyecto para que se permitan salidas siguiendo un protocolo. En tanto, los legisladores del Frente de Todos plantearon una alternativa similar y cuestionaron que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no pueda pensar otra respuesta que una negativa total. Por último, en Santa Fe advirtieron que habría que diferenciar las localidades menos pobladas donde sí se podrían permitir salidas.

El Gobierno porteño informó la negativa a las salidas en un comunicado conjunto con Córdoba, Santa Fe y la provincia de Buenos Aires, donde aclararon que este tipo de medidas se podrán contemplar más adelante. El vicejefe porteño advirtió que seguirán sin cambios y puso como ejemplo lo ocurrido en España con una medida similar: «Basta mirar Madrid ayer». “Podemos ver cómo ha repercutido el mayor flujo de personas en la calle que la semana anterior”, indicó Santilli. En función de pensar esa medida a futuro, el vicejefe dijo: “Lo que hay que coordinar bien es cómo serían las salidas. Tienen que reunir varias condiciones que, en todo caso, estamos evaluando”.

El legislador del FDT Manuel Socías fue uno de los primeros en salir a cuestionar la decisión: «El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tuvo 40 días para pensar cómo permitirle a lxs chicxs salir a dar una vuelta manzana. No pudo o no quiso, a pesar de las recomendaciones los especialistas y de Nación», tuiteó. «Lxs porteñxs dimos sobradas muestras de nuestra responsabilidad colectiva como para que se desconfíe así. Tenemos que ser más creativos que nunca para hacer este trauma más llevadero para todos», tipeó.

Mirá También:  La artillería ideológica de las derechas mundiales  

En diálogo con este diario, Socías detalló su posición: «El Gobierno de la Ciudad deberían haber avanzado en algún protocolo que regule el derecho que da el decreto nacional. La Ciudad está con el no fácil. Y estamos en una etapa de la cuarentena en la que no hay que decir que ‘no se puede’, sino tratar de ver que las cosas se puedan hacer. La discusión, en todo caso, es sobre el cómo». «Podrían convocar a la oposición. Nosotros estamos con ganas de trabajar el tema, al igual que la UCR. Establezcamos un protocolo: franjas horarias donde se puede ejercer este derecho», planteó. Ante el argumento de que se volvería incontrolable, Socías planteó: «La Ciudad tiene tres veces más la cantidad de policías de Nueva York. Podrían protocolizar lo de los 500 metros y decir que solo se puede en la manzana de tu domicilio. O que no se pueda entrar en las plazas. Hay muchas formas».

«Entiendo que Larreta tomó esta decisión porque no tiene nada planificado. Nosotros empezamos a pensar el tema, porque hay mucho requirimiento sobre los niños y niñas», sostuvo la legisladora María Rosa Muiños, quien viene trabajando sobre el tema junto a Claudia Neira. «Entiendo que fue prudente no liberar así nomás. Hay que pensar un protocolo. Pero vienen tarde, porque esto tendrían que venirlo estudiando desde hace tiempo», indicó. «La Ciudad tiene herramientas para poder lograr una planificación. Entendemos que en algunos distritos esta liberalización es más fácil por la densidad poblacional. En la Ciudad, en los grandes conglomerados, se complica. Las plazas están cerradas. Pero hay una voluntad para que los niños tengan acceso a algún tipo de aire libre. Así que hay que coordinarlo. Tiene que haber un acuerdo comunitario para que no se llene en un momento del día la plaza de gente y en otros momentos no haya nadie», indicó Muiños.

Mirá También:  Alerta máxima en Corea del Sur, Irán e Italia por el coronavirus: la OMS advirtió riesgos de expansión en África

Desde la UCR, presentaron como bloque un proyecto con un protocolo de salidas, que ideó la legisladora Manuela Thourte, especialista también en infancias. «Los chicos son los únicos que no pueden salir a la calle. Salen a la calle los padres y madres. Y salen los adultos mayores, que son la población de riesgo, aunque se intenta que no lo hagan. Que los chicos no tengan posibilidad de salir tiene consecuencias en términos de salud mental», indicó Thourte a este diario. «Nuestra propuesta es similar a lo que planteó el presidente Alberto Fernández: salir a 500 metros de sus casa, manteniendo la distancia, en horarios con luz natural. Y cuando sean menores de 13 años tienen que estar acompañado por un adulto. También planteamos un cronograma de días de salida por terminación de número de documento», indicó.

Sobre el argumento de la falta de control. Thourte indicó: «Lo mismo podría suceder con los adultos hoy y no está sucediendo. Hay una creencia de que con los niños se va a hacer algo más irresponsable que lo se está haciendo con los adultos. No resiste mucho el análisis». «Lo que sí es cierto es que en las grandes ciudades viven muchos niños y niñas y se podría generar una situación como la de España. Me parece bien que no dijeran: ‘El lunes pueden salir todos’. Pero no hay razón para no empezar a flexibilizar la cuarentena con niños y niñas. Va a haber secuelas sobre los chicos que son gravísimas si seguimos manteniendo el confinamiento total», alertó la legisladora radical. «Yo confío en que van a pensar alternativas. Esta semana va a haber sesión. Veremos que pasa. Esperemos que repiensen la medida y permitan salir en forma controlada a los chicos», planteó.

Mirá También:  Coronavirus: "Lo que ha servido hasta ahora es el consenso"

En Córdoba y Santa Fe también continuó el debate sobre esas medidas. En esta última provincia, el referente del PRO Federico Angelini indicó a este diario: «Obviamente, apoyamos la decisión de gobernador. Confiamos que él esté siendo asesorado por especialistas. Sí nos resulta extraño que se tome el mismo criterio para los grandes conglomerados, como el gran Santa Fe, como para otras partes de la provincia que no tuvieron ni siquiera una sospecha de coronavirus. Me parece que en esos casos se tendría que pensar en avanzar en dejar salir a los chicos, así como en la apertura de distintas actividades económicas». La UCR santafesina presentó un planteo al gobernador Omar Perotti sobre la situación económica de la provincia. No hicieron mención allí a la discusión sobre las infancias.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *