Miles de personas se manifestaron por segunda noche consecutiva con un cacerolazo autoconvocado en contra del DNU de Javier Milei, que promueve una desregulación total de la economía y la consiguiente pérdida de derechos. Sin embargo, en Córdoba la escena fue diferente a la del resto de las provincias. Allí la policía reprimió con palos y gases lacrimógenos y detuvo a varios manifestantes.

Consultada por esta situación, la legisladora provincial por el MST-FIT, Luciana Echeverria, explicó que la única manera de entender el nivel de violencia que se vivió en Córdoba este jueves por la noche es que el Gobierno de Martín Llaryora busca «meter miedo». “Si no, no se justifica, no se explica lo de ayer», comentó en AM750.

En esa línea, la legisladora de izquierda agregó: «Era una protesta a las 10 de la noche. No pueden decir que era hora pico, que la gente tenía que ir a trabajar. No podía ser un justificativo. Por lo tanto, entendemos que fue un mensaje político que quiere dar el Gobernador».

Finalmente, explicó que, al menos hasta este viernes al mediodía, todavía no se había liberado a los detenidos ni se tenía información sobre su paradero: «Supuestamente las habían trasladado de Tribunales a uno de los centros de detención, pero no se pudo corroborar la situación, incluso por parte de los familiares. Parece que van a ser liberados en breve».

Deja un comentario
Mirá También:  Coronavirus: desmienten que se hayan perdido córneas por la reprogramación de vuelos

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *