Siempre quiso ganar. Talleres dio el gran golpe porque hasta la última pelota del partido, no se conformó con el punto del empate. Fue por los tres y en el descuento los encontró con la gran corrida y definición de Ortegoza.

Debió haber sido antes. Antes del gol, la “T” había tenido las mejores llegadas y sumado los méritos para ganar. Centurión, el arquero de River, les sacó dos pelotas de gol a Garro y a Valoyes y un remate de Favio Álvarez dio en el poste derecho. Salvo los primeros 15 minutos del complemento, Talleres nunca fue menos que River. Por lo tanto, ganó bien, sin dudas.

Orden, prolijidad y carácter. Aunque a veces le costó sostener la pelota, Talleres nunca se desorganizó. Hubo gran compromiso para pasar la línea de la pelota para defender, tuvo una posesión prolija del balón y nunca pareció achicarse ante la prepotencia del estadio lleno. Tuvo carácter para jugar y luchar, atacó hasta el final y se llevó el triunfo ante un River desteñido.

Así le ganó Talleres a River en el Monumental

Deja un comentario
Mirá También:  Reclamos de la industria y el comercio ante suba de intereses de la AFIP

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *