El fin de un largo reinado

Los estromatolitos dominaron el planeta durante 3.000 millones de años. Cuando sobre la Tierra se vivió la gran explosión de la vida marina, hace 600 millones de años, su estrella empezó a declinar. Habían vivido en todas partes, desde los lagos glaciares de la Antártida a los manantiales volcánicos de Yellowstone, pero no pudieron con el nuevo ambiente que estaba emergiendo. Con ellos también se cumplió ese viejo aforismo de que nada vive para siempre.

Pero lo más fascinante de su vida es que aún hoy, a pesar de los profundos cambios sucedidos en la Tierra, los podemos encontrar vivos en la costa occidental de Australia, en Hamelin pool, en Shark Bay. ¿Cómo es que siguen viviendo? Estas colonias bacterianas, las fábricas del oxígeno que hoy respiramos, son muy frágiles. Algunos científicos piensan que subsisten porque no hay predadores, como los gasterópodos, que se los coman. Sin embargo, es más probable que sea porque viven en un ambiente con pocos nutrientes y no resulta un lugar atractivo para posibles competidores.

Referencias:

Allwood, Abigail C.; Walter, M. R.; Kamber, B. S.; Marshall, C. P.; Burch, I. W. (2006). «Stromatolite reef from the Early Archaean era of Australia». Nature. 441 (7094): 714–8. doi:10.1038/nature04764

Stinchcomb,B. y Leis, R. J. (2015) Stromatolites: Ancient, Beautiful, and Earth-Altering, Schiffer

 

Deja un comentario
Mirá También:  Cosas curiosas sobre el pelo y el champú

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *