Fernando Alberto Falsetti tiene 56 años y vive en Villa Madero. Su trabajo lo realizaba en un puesto de diarios, en La Matanza, pero su mayor fuente de ingresos la obtuvo de otra actividad: el canillita descubrió un algoritmo para descifrar números de tarjetas de crédito y códigos de seguridad. Así logró robar más de un millón de pesos.

La investigación se inició tras una denuncia presentada por el Área de Control de Fraudes de una reconocida empresa. Esto ocurrió tras recibir la denuncia de varios titulares de tarjetas de crédito que desconocieron 169 operaciones de compra de cuentas prepagas y otros diversos servicios de la empresa de TV paga.

La estafa se efectuó entre el 12 de mayo y 27 de septiembre de 2021. Al principio se creyó que se trataba de una banda especializada en estafas, sin embargo, posteriormente se comprobó que el canillita actuó solo.

Falsetti implementó un método casero para detectar tarjetas de crédito válidas. Siguiendo patrones, descubrió cómo identificar números de tarjetas -todos de una misma entidad bancaria- y sus códigos de seguridad, empleando un algoritmo propio que le permitía compatibilizar los datos.

Luego de rastrear direcciones IP y hacer seguimiento de teléfonos involucrados, se llegó al domicilio de Falsetti, que fue allanado. Allí se encontró que el imputado tenía un cuaderno anillado de 32 hojas donde llevaba registro de las operaciones y se veía el método que empleaba para descubrir los códigos de seguridad de cada tarjeta.

El imputado seguirá en libertad por orden del juez de San Isidro Esteban Rossignoli, a pesar de que el fiscal de Vicente López, Alejandro Musso, había pedido su detención de forma inmediata, mientras avanza la investigación.

Deja un comentario
Mirá También:  María Euguenia Vidal reformula la campaña y pone distancia de Nación

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *