Carlitos Balá falleció hoy a los 97 años, tras ingresar en las últimas horas al Sanatorio Güemes de Palermo por sufrir una descompensación.

El humorista, de gran trayectoria en la televisión argentina, participó de grandes éxitos y marcó una época haciendo reir a los argentinos.

«Estamos devastados pero unidos y así se fue él, con la familia unida y mucho amor», confirmó su nieta Laura Gelfi.

Se destacó como humorista, actor, músico y presentador, y dejó una marca indeleble en la sociedad con frases como «sumbudrule», «Angueto quedate quieto» y «qué gusto tiene la sal».

Nacido un 13 de agosto de 1925 en el barrio de Chacarita, tuvo como padres a un inmigrante libanés y una argentina descendiente de croatas, y comenzó con sus monólogos a los 10 años en el negocio familiar.

Luego, entretuvo a choferes y pasajeros de la Línea 39 de colectivos, que en agosto pasado, el día de su cumpleaños 97, le rindió un homenaje en su terminal de Chacarita.

Tuvo varios trabajos y en 1955 ingresó al elenco de «La revista dislocada» y marcó un estilo con su humor y tradicional flequillo.

Llegó por primera vez a la televisión en 1958, en «El Show de IKA», y en la década del ’60 su éxito tuvo su mayor explosión con sus sketches y sentido del humor. Continuaron sus éxitos, en propuestas como «Balabasadas», «Telecómicos», «Balamicina» y «El Soldado Balá».

También se destacó en cine y siempre dibujando sonrisas de generaciones, que nutrieron su infancia al disfrutar de su «humor blanco».

Recibió reconocimientos de colegas como Piñón Fijo y Panam al invitarlo para sus funciones y volver a recordar aquellas épocas en las que su humor se apoderaba de los hogares.

Mirá También:  Una mujer aplastó y mató a nene con su camioneta al dar marcha atrás en la playa

En 2017 fue homenajeado en el Congreso de la Nación y también recibió el diploma de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires de parte de la Legislatura porteña.

Obtuvo un Mención de Honor en los premios Estrella de Mar de 2017 y en 2016 lo homenajearon en los Premios Carlos Gardel, y fue declarado Embajador de Paz en el Vaticano, luego de conocer al Papa Francisco cuando cumplió 90 años de vida.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *