La tragedia invadió al barrio de Recoleta durante la mañana del jueves, por el feroz incendio que se desató y que como resultado tuvo a cinco fallecidos, tres menores de edad y dos mujeres mayores, y a 30 personas heridas, 19 de ellas trasladadas por el SAME a diferentes hospitales porteños.

El siniestro dio inicio en un departamento del séptimo piso, por causas que se desconocen, de un edificio de catorce plantas ubicado en la calle Ecuador al 1000, a metros de una estación de servicio, y por la voracidad de las llamas enseguida fue afectado el piso superior.

De inmediato, personal de Bomberos de la Ciudad se desplazó al lugar y comenzó con las tareas de rescate de víctimas y evacuación de los demás pisos. Las cinco personas que resultaron fallecidas fueron descendidas por los efectivos con vida, pero fallecieron en el camino cuando eran trasladadas a nosocomios en ambulancias del SAME.

«Lamentablemente hay tres menores fallecidos pese a las maniobras que se hicieron y dos mujeres mayores también que fallecieron en los hospitales Ramos Mejía y Fernández», informó Alberto Crescenti, titular del SAME, que desplegó 25 ambulancias para este gran operativo de emergencia.

Los 19 heridos fueron llevados a los hospitales Durand (1), Rivadavia (2), Ramos Mejía (4), Fernández (3), Gutiérrez (7) y Elizalde (2), y los médicos atendieron a once personas en el lugar, sin necesidad de ser trasladados.

Después de aproximadamente dos horas de combatir las llamas con dos líneas de 38 milímetros y un hidroelevador, los bomberos pudieron sofocar el incendio y recorrieron los catorce pisos del edificio para verificar que no haya más heridos o personas afectadas por inhalación de monóxido de carbono.

Mirá También:  "Cambio campera por 3 kg de pata y muslo"

«El incendio está controlado, se está trabajando removiendo algunas brasas. Hay algunas personas que están en sus departamentos y que no hace falta evacuarlas. Está todo controlado. Las causas se desconocen y se dedicarán los peritos», comentó el subcomandante Pablo Giardina.

El fuego se inició en un departamento del séptimo piso y las llamas tomaron la cocina, tres dormitorios y un baño. También, el violento fuego llegó a pasillos comunicantes y al octavo piso, en el que invadió el living de una vivienda.

En los pisos superiores al octavo no hizo falta evacuar personas.

Como resultado también de las intensas tareas de rescate, tres policías de la Comisaría Vecinal 2 B fueron llevados al Hospital Ramos Mejía por inhalación de humo, sin riesgo de vida.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *