Defensa Civil informó que no hubo ningún evacuado ni se registraron heridos hasta el momento pero aún continúan recibiendo llamados de toda la ciudad solicitando asistencia. Se anuncian nuevas tormentas por lo que se solicita no circular por la vía pública ante el riesgo de caída de árboles y cables.
El fuerte temporal que durante esta madrugada afectó a nuestra ciudad, con vientos que llegaron a los 120 kilómetros por hora, dejó como saldo decenas de árboles y postes caídos, voladuras de techos, calles obstruidas y barrios enteros sin servicio eléctrico.
Ante los numerosos pedidos de ayuda recibidos desde diversos puntos de la ciudad, la Dirección de Defensa Civil desplegó un operativo especial de asistencia, en conjunto con el cuerpo de Bomberos Voluntarios y la Policía Bonaerense.
“A pesar de la intensidad del temporal, no registramos daños personales ni situaciones graves de emergencia o evacuaciones, aunque en un período corto de tiempo recibimos muchos llamados a la línea 103 solicitando ayuda”, informó la directora de Defensa Civil, Silvina Lantaño.
El temporal que provocó la caída de postes y de cables de electricidad y servicios de cable y telefonía, por lo que se realizaron trabajos de prevención para evitar inconvenientes. Hasta el momento, se registró la voladura de 23 techos y la caída de muros y construcciones. En todos los casos, se asistió con elementos para asegurar el lugar y los vecinos permanecieron en las viviendas.
“Todavía estamos haciendo un relevamiento de los daños ocasionados, porque continúan llegando los llamados desde toda la ciudad solicitando colaboración. Además de volarse techos enteros, hubo muros caídos y postes y árboles bloqueando calles y el ingreso a viviendas, por lo que el trabajo continuará hoy durante todo el día para poder responder a todos”, informó Silvina Lantaño.
La situación se repitió en casi todos los barrios, pero tuvo mayor intensidad en la zona norte de la ciudad, especialmente en el Barrio Obrero y en la franja de la costanera desde Escribano hacia el norte.
Los reclamos recibidos fueron respondidos durante la madrugada, priorizando riesgos. A medida que avanza el día, se multiplicaron las solicitudes de asistencia, ante la salida de los vecinos a la vía pública.
Por otra parte, desde la madrugada, personal de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos trabaja intensamente en el barrido de las calles y el corte y retiro de los árboles y ramas caídos.
Para las próximas horas se anuncian nuevos frentes de tormenta, por lo que se solicita a los vecinos evitar la circulación innecesaria por el espacio público, ante la gran cantidad de cables eléctricos que aún permanecen sobre la calle y los postes y árboles que podrían caer ante nuevas lluvias o ráfagas.
Ante situaciones de riesgo, como cables caídos, postes o árboles sobre vía pública, los vecinos deben comunicarse telefónicamente con Defensa Civil al 103, con Bomberos al 100, Policía al 911 y el Hospital Municipal al 107.

Deja un comentario
Mirá También:  ES IMPORTANTE REFORZAR LAS MEDIDAS DE PRECAUCIÓN ANTE LA APARICIÓN DE CASOS DE DENGUE

Artículos Relacionados

Deja un comentario