Mariano Magaz, candidato de Vidal a camarista

El candidato de la gobernadora María Eugenia Vidal para cubrir una vacante en la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Zárate-Campana, Mariano Jorge Magaz, fiscal de San Isidro vinculado al massismo, fue denunciado ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios por falsear las actas de los allanamientos derivados del robo a la casa de Sergio Massa en 2013, con el presunto objetivo de ocultar las sumas millonarias recuperadas, y por frenar una investigación de usurpación y robo tras detectar la relación con el hecho de un contratista del Municipio de Tigre. La denuncia fue presentada el viernes último por Alejandra Medrano, víctima de los citados delitos, quien pidió el apartamiento preventivo y la posterior destitución del fiscal por mal desempeño y por la presunta comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones. También la diputada Elisa Carrió pidió en 2017, tras la renuncia del fiscal general Julio Novo, que se investigaran los delitos cometidos durante los allanamientos a cargo del ahora aspirante a camarista.

Magaz es fiscal en Rincón de Milberg, partido de Tigre (Departamento Judicial de San Isidro) desde marzo de 2010, cuando el intendente Massa inauguró esa fiscalía. Su nombre se hizo público tras el robo en la casa del entonces candidato a diputado en el barrio cerrado Isla del Sol, que ocurrió el 20 de julio de 2013 pero se conoció el 4 de agosto por una nota de Horacio Verbitsky. El líder del Frente Renovador, que centraba su campaña en proyectos demagógicos sobre seguridad, había ordenado mantener en secreto el asalto. La primera precaución para lograrlo fue que la denuncia la hiciera su esposa Malena Galmarini. La segunda, que la investigación en mano de Magaz no quedara registrada en el Sistema Informático del Ministerio Público (SIMP), que encabezaba Novo.

Mirá También:  Barreiro, Bogoliuk y Degastaldi procesados por asociación ilícita

La denuncia que recibió el secretario del Jurado de Enjuiciamiento, Ulises Alberto Giménez, se centra en las irregularidades registradas un día después del robo, durante los allanamientos que encabezó Magaz en dos domicilios de Tigre, contemporáneos con la detención del custodio del barrio cerrado Alcides Díaz Gorgonio, un miembro de inteligencia de Prefectura que en 2015 sería condenado a 18 años de prisión.

La enumeración de “omisiones, falsedades y falsificaciones” que “por su gravedad y características” debieron cometerse “de manera deliberada” para ocultar la verdad, advierte Medrano, incluyen la presencia de testigos que no firmaron las actas, firmas falsificadas de policías que según estudios de peritos calígrafos poseen “semejanzas y coincidencias morfológicas” con la firma de Magaz, y el ocultamiento de la participación y la “actuación relevante” en los allanamientos –según los testigos– de Diego Santillán, secretario de Prevención Ciudadana de Tigre.

Según denunció el jornalero César Jaunarena ante la UFI1 de Pilar, a cargo de Carlos Washington Palacios, Santillán entró a la casa allanada con un bolso vacío y se lo llevó repleto, informó el diario Hoy en 2017, cuando Carrió pidió reabrir la investigación por irregularidades en los allanamientos. La denuncia contra Magaz, que no nombra a Massa, recuerda que el fiscal le pidió al testigo no decir “que se encontró más dinero” porque el candidato “no lo tenía declarado”. Según las actas, además de joyas se recuperaron 1200 dólares y 40 mil pesos. Cuando un jury de enjuiciamiento suspendió a Palacios, la diputada Carrió lo defendió y sugirió un número bastante mayor: “No me importa si Malena llora, si tenés millones en tu casa no es mi culpa”, dijo. El jornalero y su madre fueron amenazados de muerte.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *