Viedma: Un partido borrado del Mapa

La nota sobre el Viejo Puente de Fierro de La Postrera, nos permitió conocer el lugar sobre el que pasaba el viejo Camino Real de Mar del Plata, además de saber algo más sobre la historia que rodeaban esas zonas. Era de mucha importancia una pulpería o almacén de ramos generales que fue durante años el único conocido muy bien por la trascendencia de sus actividades comerciales: su nombre lo dice todo La Azotea Grande. Toda su fama creció debido a que era parada obligada de las carretas que hacían la carrera entre el lejano sur y Buenos Aires, algunas veces estaban a la espera de poder pasar el río por más de uno o dos meses, acercaban a la gran ciudad los cueros salados y el tasajo que en cantidades que se producían en los alrededores de Mar del Plata y también en los saladeros cercanos al Ajó. Estos productos supieron ser remitidos a Buenos Aires a través de unos barcos a vela que salían de la ría del Ajó, propiedad de Pedro Luro y también del muelle que había mandado construir el portugués Meylleres, en la playa Bristol, la precariedad de la flota y el peligroso mar, hicieron que se cambiaran por las flotas de carretas, que por años sufrieron las inundaciones con desbordes del río Salado y otros, hasta que se construyó el viejo puente de La Postrera.
La historia de los partidos de la zona nos cuenta de que hubo durante años un proyecto que no logró llevarse adelante por lo desacertado de sus fines. Fue la creación del Partido de Viedma, por Ley Nº 422 de la Legislatura bonaerense, del 25 de febrero de 1864, y su decreto reglamentario del 24 de febrero de 1865, que determinaba la división territorial al norte del río Salado.
El Partido de Viedma abarcaba los cuarteles octavo y noveno de Chascomús, teniendo como límites: al sur el partido de Tordillo del que lo separaba el mismo río Salado; (el partido de Castelli fue creado en 1865), al este el río de la Plata, al noroeste el partido de Rivadavia (hoy Magdalena) separado por el río Samborombón y por el norte y el oeste el partido de Chascomús.
No obstante, la creación del partido de Viedma, éste permaneció adscripto al de Chascomús, ya que recién se designaron autoridades en 1893, es decir un año antes de su desintegración e incorporación al partido de origen como consecuencia de la promulgación de la Ley Nº 2518 de 1894. Las autoridades más importantes fueron como jefe comunal el señor Jerónimo Jaime; secretario, señor Ricardo Gayoso; comisario de policía, Martín Jiménez, entre otros se destacaron Faustino Arana, Diego Raid, Tomás Fair, Santiago Barbosa, Roberto Hatrik, ect.
Durante la existencia del partido de Viedma fue inaugurado el puente sobre el río Salado del que hemos hablado en la nota anterior, conocido como La Postrera, en el año 1872. La zona, debido a que dicho puente tomó una importancia comercial y rural muy grande, se agregó el tendido de la red ferroviaria entre Chascomús y Dolores en 1874, así nació en 1813 el pueblo de Lezama principal asentamiento de la zona en tierras que habían pertenecido a don Manuel J. Cobo, frente a la estación del ferrocarril.
La Azotea Grande marca una etapa trascendente por lo que significó para toda la zona de influencia rural y comercial. El nuevo trazo de la Ruta 2 desde 1938, paralela al tren, determinó que todo el tránsito abandonara el Camino Real de tierra al sur, no obstante, los grandes arreos siguieron pasando hasta que aparecieron nuevas formas de transporte de ganado dejaron de pasar, sólo algunos parroquianos pescadores son habitues del Puente de Fierro de La Postrera, que todavía hoy sigue siendo un camino de tierra, sólo de alcance local.
La efímera vida del partido de Viedma y la desaparición oficial de La Azotea Grande, aunque todavía quedan muros y puertas que hablan de la fundamental importancia de su vida pública, más el veterano puente de La Postrera; conforman una trilogía que el “mal entendido progreso” se empeña en derrotar; volvemos a terminar esta nota con un llamado de atención: son cosas muy queridas como para tratarlas con ligereza. Creemos que habrá alguna solución técnica que permita que las aguas del Salado sigan fluyendo bajo el viejo Puente de Fierro de La Postrera.

Mirá También:  Pena máxima para el ex cardenal pedófilo

HEG

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *