Presentará un proyecto en el Congreso. El objetivo es auxiliar al sector privado en medio de la crisis. Incluiría deudas vencidas hasta el 31 de mayo para personas y empresas.

El Gobierno prepara un proyecto para establecer una nueva y amplia moratoria, con el objetivo de auxiliar al sector privado en medio de la crisis del coronavirus. Incluiría deudas vencidas hasta el 31 de mayo, tanto para personas físicas como para firmas de cualquier tamaño, con plazos para anotarse hasta agosto, y empezaría a pagarse recién en noviembre, según fuentes oficiales. La iniciativa, que cuenta con el visto bueno de Alberto Fernández, fue elaborada por diputados del Frente de Todos y será tratada en el Congreso.

«Estamos pensando en algún tipo de moratoria para blanquear a todo el mundo. Estamos trabajando en eso», había dicho el presidente el fin de semana en una entrevista radial. De aprobarse el proyecto de ley, la nueva moratoria pasaría a convivir con la actual, que había sido lanzada en febrero por la titular de Afip, Mercedes Marcó del Pont. El plan que rige actualmente es para pymes, monotributistas y entidades sin fines de lucro, para deudas vencidas hasta noviembre del año pasado y con tiempo para inscribirse hasta el 3 de junio.

Parámetros

El nuevo plan será todavía más ambicioso. Incluiría también a grandes empresas para que puedan refinanciar deudas impositivas, aduaneras y de seguridad social. Además, se modificará la fecha de corte, una de las solicitudes que los empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA) le plantearon a Marcó del Pont en una reunión a principios de junio. Así, con la nueva moratoria también se podrán refinanciar deudas vencidas hasta el 31 de mayo. Por lo que quienes especulaban con el anticipo que hizo el presidente, deberán pagar las obligaciones de junio, dado que no entrarán en el plan.

Mirá También:  Coronavirus: confirman el primer caso en Estados Unidos

La moratoria comenzaría a pagarse en noviembre, por lo que las empresas y personas que adhieran tendrán hasta 3 meses de gracia. Todavía resta definir ciertos parámetros, como la tasa de interés y los plazos, que podrían ser distintos para las pymes que para las grandes compañías. «Entendemos que el Estado debe estar más presente que nunca en este momento, y una forma es facilitando a las empresas, en especial las pymes, el cumplimiento de sus obligaciones, sin asfixiarlas», dijo a la agencia NA un funcionario que está contribuyendo a diseñar el proyecto.

Una moratoria se diferencia de los planes de pago en que permite a la AFIP perdonar parte de las deudas, pero para eso el Poder Ejecutivo requiere de la aprobación en el Congreso.

Congreso

El proyecto está siendo diseñado por diputados del Frente de Todos. Le llevaron la iniciativa al presidente, quien luego le pidió al gabinete económico definir los detalles. A principios de abril, la diputada del oficialismo Carolina Moisés había presentado un proyecto de ley para ampliar la moratoria vigente. “Las empresas están muy complicadas para pagar los impuestos, hay una cesación de pagos casi total”, afirmó la legisladora. Ante la consulta de si contará con el apoyo de la oposición, remarcó: “No tienen ninguna razón para no acompañar. Pusieron el criterio de tratar cosas relacionadas con el coronavirus, pero esto está muy relacionado”.

La situación del sector privado es compleja. Entre febrero y abril, alrededor de 15 mil empresas (el 2,8 por ciento del total) dejaron de presentar las declaraciones juradas de la seguridad social ante la AFIP. Así se desprende del informe del panorama productivo que elaboró en junio el Ministerio de Desarrollo Productivo. En tanto, el último informe del Centro de Estudios de la UIA difundido este jueves da cuenta de la elevada morosidad de las firmas, expresada principalmente en un incumplimiento del pago de impuestos. El 41 por ciento de las empresas no pudo afrontar los tributos de mayo.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *