El dueño de una chacinería de Huinca Renancó, una localidad ubicada al sur de la provincia de Córdoba, tuvo una original y la vez práctica manera de dar a conocer su protesta por el costo de la boleta de electricidad que le llegó en su local: llevó todos billetes de $100 y $200 y los terminó cargando en una carretilla.

“Voy a pagar la luz que me vino en el negocio: $840.000. Son todos billetes chicos porque eran mis ahorros”, declaró Darío Villarruel, el comerciante en cuestión, al medio local Cabledigital y agregó: “Es imposible abonar estos costos y si se los trasladamos a la gente, no nos sirve”.

Villarruel se justificó señalando que no tenía un maletín para traer tanta plata, por lo cual utilizó una carretilla. Luego, hizo hincapié en que eran ahorros que con esfuerzo pudo juntar en un contexto complejo. «Tengo una pequeña chacinería y todo lo que vendo es cerdo. No podemos pagar sumas millonarias. Estamos por cerrar varios negocios porque no alcanza para enfrentar los gastos. La última factura de luz fueron de $840.000 para el local y $150.000 para la casa«, detalló en declaraciones a Cadena 3.

Darío Villarruel es dueño de una chacinería en Huinca Renancó, Córdoba.

Darío Villarruel es dueño de una chacinería en Huinca Renancó, Córdoba.

Se sumó así al reclamo de la Federación Comercial de Córdoba (FEDECOM) para que se unifiquen las tarifas en toda la provincia. “Tenemos que buscarle una solución, queremos un precio justo. Los comerciantes de Huinca no pedimos subsidio, sino el precio que tiene Río Cuarto o Córdoba. Vienen a hacer política en avión y helicóptero, pero no saben lo que pagamos en luz», planteó.

Mirá También:  La conducción de la CGT, decidida a jugar en el armado electoral de 2019

En medio de la protesta que eligió para captar la atención de la gente, señaló que están promoviendo la presentación de un recurso de amparo para pedir a la Justicia una resolución ante estos aumentos. Tras la quita de subsidios, las facturas de energía eléctrica en Córdoba comenzaron a llegar con fuertes subas y algunos comerciantes se vieron sorprendidos por los montos. El interior de la provincia resultó el más afectado, ya que en muchos pueblos y ciudades, las cooperativas trasladaron esos costos a los usuarios.

Reclamo de la Mesa de Enlace

La Mesa de Enlace, cuyo nombre formal es el de Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), rechazó la creación de nuevos impuestos y enfatizó que “es la política la que debe ajustar” porque la capacidad de pago del productor “está agotada”.

“La CEEA rechaza la creación de impuestos o tasas que vienen realizando algunas comunas en distintas provincias, tan sólo para aumentar los ingresos, en vez de racionalizar el gasto público”, indicó en un comunicado de prensa. El conjunto de entidades indicó que “pareciera que el único fin que los moviliza es el de recaudar más y no de mejorar los servicios que brindan y por los cuales se pagan importantes sumas”.

Y reiteró que “es insostenible la fuerte presión impositiva y tributaria que el sector soporta desde hace décadas”. “Es la política la que debe ajustar”, indicaron desde la CEEA a la vez que consideraron que “la capacidad de pago del productor está agotada por la voracidad fiscal de los gobiernos, sobre todo en un contexto complejo de clima, precios e inflación, donde todo parece que los números de la cosecha en diferentes regiones de nuestro territorio tampoco serían lo estimado”.

Mirá También:  PERMANECERÁN CERRADOS LOS ACCESOS ALTERNATIVOS A LA CIUDAD
Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *