La Unión Obrera de la Construcción (Uocra) denunció este lunes que entre diciembre y febrero pasado se perdieron unos 80.000 puestos de trabajo y que la merma en los empleos en el sector seguirá en aumento.

Según el gremio, el gobierno de Javier Milei decidió no pagar los certificados de obra, incluso para las financiadas por organismos internacionales. Además, la caída de aportes de los trabajadores generó problemas económicos en la obra social, por lo que el gremio dijo estar aportando para garantizar su sustentabilidad.

El informe publicado por la Uocra indicó que, de los 440.000 trabajadores que había en julio pasado, se redujeron un 11% hasta fines de año, un 18% en enero y un 20% en febrero. Mientras que las estimaciones a futuro muestran un panorama aún más complicado, “dado que no se han revertido ninguna de las causas que motivan la caída. Incluso en grandes obras se mantuvo en planta un importante número por la figura de la suspensión, situación que cesó durante marzo”.

De acuerdo con el relevamiento, esos 80.000 puestos están estrechamente relacionados con trabajadores de la construcción ocupados en obras públicas, teniendo en cuenta que históricamente alrededor del 25% de los empleos se encuentran vinculados a obras con financiamiento del sector público central y de las provincias.

«La obra pública es una inversión», dicen en el gremio de la construcción.

“Ante las decisiones gubernamentales de no pagar un peso de certificados de obra nacionales, ni aún aquellas financiadas por los organismos internacionales, y dejar de transferir a las provincias los fondos por convenios de financiamiento compartido, se produjo esta situación tan extremadamente seria”, explicaron desde el entorno de Gerardo Martínez, el secretario General de la Uocra.

Mirá También:  Inauguraron un boliche e hicieron un live de Facebook: más de 100 detenidos

Las provincias más pequeñas, muy dependientes de las obras de vivienda sociales y otras obras públicas, son las más afectadas, como Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, La Rioja, San Luis y Santiago del Estero.

Por otra parte, aquellas jurisdicciones en las cuales las obras privadas tienen más relevancia han sufrido menos el impacto de las decisiones del gobierno nacional son la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Mendoza, Santa Fe, Córdoba y Tucumán.

Desde el gremio aclararon que “estas obras privadas que amortiguaron la caída son obras en ejecución que no pueden pararse pero han disminuido su ritmo y no vemos obras de reemplazo para compensar el ritmo a su finalización”.

Despidieron a 1.800 operarios en las represas de Santa Cruz

La paralización de la construcción de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, en Santa Cruz, provocó el despido de 1.800 operarios, según confirmó la Unión Transitoria de Empresas (UTE), compuesta por las nacionales Eling Energía e Hidrocuyo y la empresa China Gezhouba Group Corporation (CGGC).

La obra está frenada desde noviembre pasado a la espera de la firma de una adenda del contrato que destrabaría el desembolso de 520 millones de dólares, pero que el gobierno nacional decidió no firmar hasta el momento. Los despidos fueron notificados a la Uocra-Santa Cruz.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *