El oficialista Frente de Todos defendió y dictaminó favorablemente en la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo otros seis Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), dictados por el Poder Ejecutivo en el marco de la pandemia por la covid-19. En tanto, la alianza opositora de Juntos por el Cambio acompañó parcialmente los decretos del Gobierno pero insistió en el rechazo del DNU 457 que faculta a la jefatura de Gabinete la reasignación de partidas por lo que resta de 2020 para atender la emergencia sanitaria y económica que provoca el coronavirus.

El martes a las 20 vencerá el plazo para presentar los dictámenes a favor y en contra de los DNU que el Senado abordaría en la sesión de esta misma semana.

El decreto 457 de 2020 concentró el debate que desató un duro intercambio de acusaciones entre los legisladores oficialistas y opositores que integran la bicameral. Desde JpC le adjudicaron al DNU el otorgamiento de “superpoderes” al Gobierno y afirmaron que “exacerba el presidencialismo”, que “saca de la cancha al Congreso Nacional” y que es “innecesario” e “inconstitucional”. El oficialismo replicó que el decreto se ajusta a la “necesidad y urgencia” ante la pandemia, que está limitado en el tiempo, que esta acotado a atender la emergencia sanitaria y garantizar los derechos socio económicos de los argentinos. Una lista en la que incluyeron, entre otros puntos, la ampliación del sistema de salud, la Asistencia al Trabajo y Producción, el Ingreso Familiar de Emergencia y la ayuda económica a los sectores vulnerables.

Los cruces fueron subiendo de tono y la senadora oficialista Anabel Fernández Sagasti salió al cruce de las acusaciones de los opositores mendocinos Luis Petri (UCR) y Omar De Marchi (PRO) en el cierre del debate. “Esta es una puesta en escena de la oposición para intentar cambiar de eje en la opinión pública en medio de la lucha contra la pandemia que apunta a salvar vidas y garantizar los derechos socio económicos de los argentinos”, dijo la senadora mendocina.

Mirá También:  "La pandemia nos dejó sin nada"

“Me alarma el despropósito del proyecto presentado por los diputados de JpC y del titular de la UCR (el diputado y ex gobernador mendocino Alfredo Cornejo) para derogar el DNU 257”, insistió Sagasti y agregó: “También me alarma la memoria selectiva de la opositores que critican el decreto y dicen representar a la provincia de Mendoza donde gobierna JpC. El gobernador (Rodolfo) Suárez aprobó un endeudamiento por 19 mil millones de pesos, el 10 por ciento del presupuesto provincial, la reasignación de partidas y habilita compras secretas por la emergencia”.

En el medio se cruzaron cifras sobre los DNU dictados por los gobiernos kirchneristas y los del macrismo. Fue entonces que el presidente de a bicameral, el diputado Marcos Cleri, recordó que de los 80 DNU dictados por Macri, “solo 6 fueron tratados por alguna de las Cámaras del Congreso, mientras los otros siguieron vigentes por su falta de tratamiento por el Congreso”. Mientras ahora, agregó, “estos DNU están siendo tratados por ambas Cámaras” del Parlamento. Los tratados ayer por la Bicameral serán parte de la sesión virtual que esta semana realizará el Senado.

El debate sobre los otros 5 DNU habían transcurridos por los carriles menos confrontativos. Los decretos 408, 409 y 459 que dictaron por las sucesivas prórrogas del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio –así como el levantamiento de restricciones para algunas actividades productivas y comerciales–, que extendió la prohibición del ingreso al país de extranjeros no residentes y la ayuda para repatriar a los argentinos varados en el exterior tuvieron el respaldo unánime.

El diputado Pablo Yedlin (FdT) destacó que “esta medida extrema ha dado resultados innegables”, y precisó que en Argentina, “en base a este aislamiento tan precoz y duro, hay un total de ocho muertos por cada millón de habitantes”, mientras que en Brasil hay 77 muertos por cada millón de habitantes, y en Perú, 85 cada millón de habitantes.

Mirá También:  Se agrava el conflicto en Garbarino y crece la incertidumbre entre los trabajadores

De todas maneras, el radical chubutense Gustavo Menna, se encargó de llevar la voz sobre las disidencias opositoras. “La decisión presidencial de poner en cabeza de los gobernadores la excepciones al aislamiento obligatorio y no en manos de los estados provinciales, afecta al sistema federal y la autonomía de las provincias”, sostuvo Menna, que también reclamó por los residentes argentinos varados en la frontera con el sur de Chile.

El senador pampeano Daniel Lovera (FdT) se encargó de defender el decreto 425, que prorrogó la suspensión del cierre de cuentas bancarias, la inhabilitación de clientes y la aplicación de multas ante un cheque rechazado por falta de fondos o sin autorización para girar en descubierto o por defectos formales, y el 426 que también prorrogó la prohibición de corte de servicios por falta de pago de gas, luz, agua, telefonía fija y móvil, Internet y televisión por cable.

Aunque dijeron coincidir con los objetivos, los legisladores opositores, que lo cuestionaron por temas formales, afirmaron que se trata de un decreto simple porque solo lleva la firma del Jefe de Gabinete y no la rúbrica de todo el Gabinete como deben ser los DNU 

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *