Ocurrió en el colegio «Mariano Acosta» de Balvanera. Allí los ladrones se robaron 32 notebooks del Plan Sarmiento y 12 computadoras de escritorio.

En medio de los preparativos para las elecciones que se llevaron acabo el domingo pasado, la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas “Mariano Acosta”, del barrio porteño de Balvanera, fue escenario de un hecho de inseguridad. Delincuentes ingresaron a varias de las oficinas del sector administrativo del colegio y robaron 32 notebooks del Plan Sarmiento y 12 computadoras de escritorio.

Según comunicó el colegio, los ladrones violentaron las puertas del Rectorado, la Vicedirección de la escuela secundaria y la Secretaría, todos ubicados en el piso superior del edificio de Urquiza 277, y fue en ese lugar donde sustrajeron las máquinas que estaban ubicadas dentro de un carro, luego las CPU correspondientes a cada sector y después escaparon.

La escuela Lenguas Vivas aprovechó el comunicado para expresar su conmoción sobre un episodio “que no supieron catalogar”.

“Estos hecho (…) nos dejan pasmados, llenos de impotencia y con una profunda sensación de vulnerabilidad. Es un claro y deliberado ataque a la escuela pública. No es la nuestra la única Escuela en la que ha sucedido este tipo de robo; en los últimos meses han sido varias las escuelas saqueadas”denunció el colegio, que además le exigió al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que tome las medidas de seguridad necesarias para que un hecho así no se repita.

La Escuela Normal de Profesores fue fundada en 1874 y tomó el nombre de «Mariano Acosta» (gobernador de la provincia de Buenos Aires en esa época) al cumplir 50 años, en 1924, durante la Presidencia de Marcelo T. de Alvear, ex alumno de a institución.

Mirá También:  Vicentin: Otra venta bajo sospecha de "vaciamiento y saqueo"

El edificio de la esquina de Urquiza y Moreno fue inaugurado en 1889 y diseñado por el arquitecto italiano Francesco Tamburini, quien además tuvo a su cargo otras obras como el Teatro Colón, la terminación de las obras de la Casa Rosada y el Departamento Central de Policía.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *