El Ministerio de Capital Humano, a cargo de Sandra Pettovello, y el de Salud, encabezado por Mario Russo, se resisten a responder un pedido de acceso a la información acerca de Dirección de Asistencia Directa para Situaciones Especiales (DADSE), el organismo que interrumpió la entrega de medicamentos y elementos de ortopedia para pacientes oncológicos o con otras enfermedades graves o raras que están en situación de vulnerabilidad social y sin cobertura médica. Las preguntas eran simples: estaban orientadas a saber qué hizo, cómo funcionó, a quiénes atendió y con qué presupuesto esta dependencia desde el 10 de diciembre hasta la actualidad. Ambas carteras pidieron una prórroga de 15 días. La de Pettovello usó un argumento insólito: que no tiene completa o aprobada su estructura organizativa, con lo cual admite que como faltan funcionarios operativos no pueden saber qué pasó con los trámites por la entrega de medicamentos, que depende de ellos.

La DADSE estuvo bajo la órbita de Capital Humano hasta el 24 de febrero y luego pasó a Salud. Como ya es conocido, desde diciembre el organismo cortó la entrega de medicamentos con el argumento de que estaba auditando los procesos de compulsa de precios para la compra de la medicación de alto costo, porque había encontrado supuestas irregularidades. En este período fallecieron por lo menos siete personas en la espera de su tratamiento.

Pese a las denuncias públicas y los amparos individuales y colectivos, la situación no cambió demasiado. Quedan, según contabilizan las organizaciones de familiares y pacientes, unos 1600 expedientes de personas que tienen pendiente la medicación (que recibían con anterioridad) para la continuidad de su tratamiento. Señalan que hay 468 amparos y que el Ministerio habría avanzado en 550 presupuestos, lo que no implica que se haya entregado algo. La mayoría de casos resueltos responden a algunas medidas cautelares. Hay un amparo colectivo de seis asociaciones que fue presentada a mitad de abril, que todavía está en medio de un tironeo sobre qué fuero es competente. Lo debe decidir la Cámara en lo Contencioso Administrativo.

Mirá También:  Palermo: un joven se suicidó al arrojarse al vacío

Lo que callan

El pedido de información fue realizado el 16 de abril (ya hace casi un mes) por el diputado Juan Marino (Unión por la Patria), comprometido con el reclamo de organizaciones de familiares y pacientes, que fue llevado al Congreso y que motivó que presentaran una decena proyectos de resolución  (también para pedir explicaciones y que funcione la DADSE, que llegó a poner un cartel de cierre en la puerta de sus oficinas) ¿Qué fue lo tan extraño que pidió Marino? Nada complejo que los ministerios en circunstancias normales no puedan responder:

* Qué presupuesto tuvo y ejecutó la DADSE de diciembre a febrero en Capital Humano y desde entonces hasta la actualidad en Salud, con el desglose de gastos y asignaciones. En teoría se trasladó de un ministerio a otro el presupuesto anterior del 38.000 millones de pesos anuales. Un dato llamativo, que recordó el senador Eduardo Wado de Pedro (UxP) en un proyecto propio, es que el ministro Russo informó públicamente el 20 de febrero que había destinado 140.000 millones para la compra de «medicamentos de alto costo, tanto oncológicos como para otras enfermedades». No se conoce nada acerca de la ejecución de esos u otros fondos ni aparecieron suficientes medicamentos.

* Con qué personal administrativo y técnico contó (y cuenta) la DADSE en ambos períodos. Se refiere «estructura organizativa, cargos y responsabilidades».

* Cuáles son los procedimientos y protocolos para evaluar y aprobar la entrega de medicamentos y asistencia médica especializada.

* Qué medidas se tomaron para mejorar la eficiencia y calidad de los servicios. Requiere datos cuantitativos: cantidad de beneficiarios atendidos discriminado por tipo de enfermedad y tratamiento otorgado. Cómo son los procesos operativos, la gestión de recursos y resultados alcanzados.

Mirá También:  Ferrocarril Belgrano: intimaron a las prestadoras a retomar la obra

* Cuáles son ahora las políticas internas de control y evaluación de calidad del servicio de la DADSE bajo la supervisión del Ministerio de Salud. Cuántos amparos tramitan y cuál fue a respuesta. Se conocen casos en que el gobierno apeló para no entregar alguna medicación. Uno de ellos falleció.

Lo que dicen 

La Dirección Nacional de Asistencia Directa Compensatoria del Ministerio de Salud, de la que ahora depende la DADSE, respondió al pedido de acceso a la información pública, que necesita un prórroga de 15 días «a fin de dar respuesta de manera suficiente con la información peticionada» para tener tiempo para «el efectivo procesamiento de lo requerido». Lo mismo pidió el área de Relaciones Institucionales e Integridad de la cartera «para completar la información pertinente».

Más allá de que se supone que toda la información requerida es elemental y no debiera ser muy difícil de encontrar, más sorprendente fue la respuesta de Capital Humano a través de la Secretaría de Niñez Adolescencia y Familia que pide más tiempo con este argumento: «Aun no se encuentra aprobada en su totalidad de la estructura organizativa de primer y segundo nivel operativo de ministros que tienen a su cargo el despacho de los negocios de la nación, todo lo cual –con el cúmulo de tareas que deriva el traslado de nuevas áreas y competencias– dificulta la tarea de reunir la información solicitada». O sea, como le faltan funcionarios no puede determinar qué pasó con los medicamentos.

«Casi un mes después de que hicimos el pedido de información pública, y a 5 meses de haber asumido, ni Russo ni Pettovello son capaces de dar una elemental respuesta sobre el estado de situación de los trámites en la DADSE — dijo Marino– El desgobierno y el ajuste fundamentalista de Milei tienen como consecuencia la pérdida de vidas humanas de personas con enfermedades graves que fallecen esperando su medicación».

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *