La Subsecretaría de Recursos Hídricos de la provincia de Buenos Aires, a través de la Mesa Interinstitucional de Cianobacterias, emitió un alerta «Naranja» por la presencia cianobacterias en la zona de las playas de La Balandra, en la ciudad de Beirsso. Por el momento, la Planta Potabilizadora Donato Gerardi no registra inconvenientes, aunque las autoridades le pidieron a la ciudadanía que haga un uso responsable del servicio para evitar complicaciones.

En ese sentido, los expertos indicaron que se mantiene el nivel «Amarillo» para la costa de las playas de Punta Lara y el resto de Berisso, pero le solicitaron a la población mantenerse atentos a los informes emitidos sobre la temática.

Según explicaron, el nivel de alerta «Naranja» significa un riesgo medio y destacaron que en estos casos el agua se ve un color verde brillante en la superficie y en la arena. Es por eso que se recomienda evitar el contacto con las manchas verdes, lavarse con agua limpia en caso de entrar al río, no consumir alimentos que provengan del mismo y prestar especial atención a niños y mascotas.

Las autoridades indicaron sin embargo que las condiciones pueden variar en relación a las distintas situaciones meteorológicas. Por ello en el sitio www.gba.gob.ar/cianobacterias está disponible el cianosemáforo con actualización diaria donde la población puede acceder para saber el estado de las mismas.

En las costas de Quilmes y otros distritos del sur del conurbano bonaerense ya habían comenzado a aparecer las primeras evidencias del regreso de este fenómeno que suele generarse cada verano.

¿QUÉ SON LAS CIANOBACTERIAS?

El viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Sergio Federovisky, explicó las cianobacterias «son microrganismos que florecen cuando hay nutrientes en el agua, que proceden también de la contaminación orgánica», que se produce si hay grandes vuelcos de efluentes cloacales.

Mirá También:  Pierde Bertone contra candidato kirchnerista en Tierra del Fuego, aunque habría balotaje

«La floración de algas azul verdosas, o cianobacterias, está directamente relacionada con la presión de nutrientes orgánicos, principalmente de fósforo y nitrógeno, en el agua en combinación con temperaturas altas», aseguró el funcionario y agregó: «Esto significa que son bacterias que se alimentan de esa materia orgánica con la que pueden realizar una fotosíntesis muy particular y el exceso de esos nutrientes en el agua permite una floración exagerada de esas algas, por eso las aguas se tornan de color azul-celeste o verdosa».

El biólogo especializado en ecología detalló que son tóxicas y en grandes cantidades pueden ocasionar trastornos en la salud de las personas, por lo que se pide estar atentos y evitar el contacto con ellas.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *