La prestataria del servicio eléctrico en La Plata, Berisso y Ensenada realizó nuevos controles en su lucha contra el fraude eléctrico en la región y, en las últimas horas, confirmó la detección de al menos cuatro conocidos comercios de la ciudad colgados por completo de la luz. La firma indicó que se lograron desarticular varias conexiones ilegales en una reconocida inmobiliaria, dos supermercados y dos pizzerías de la ciudad.

La empresa detalló que los locales con conexiones fraudulentas que afectaban la calidad de servicio que reciben los usuarios fueron los de la conocida inmobiliaria Century 21, de boulevard 82 y 34; los del autoservicio La Ochava de 59 y 23 y diagonal 73 entre 26 y 27; y los que pertenecen a las pizzerías Argentina, de 28 entre 35 y 36; y Turín, de diagonal 73 entre 28 y 29. En todos los casos se dejó acreditada la existencia de un «hurto de energía» a través de actas labradas con la presencia de escribanos público y policial y, según se adelantó, «se procederá con las respectivas denuncias penales».

«El robo de energía, en sus distintas metodologías, genera excesos de consumo no registrado que sobrecargan los tendidos, los dañan y provocan una disminución en la calidad de servicio que reciben los usuarios vecinos que están correctamente conectados, generando problemas de tensión o cortes por manipulación indebida de las redes», explicaron los veceros de la compañía.

Tristemente, este tipo de fraudes son más comunes de lo que parecen y no es la primera vez que EDELAP avanza contra comercios de la ciudad por el flagrante robo de energía. La empresa detalló que ahora también procederá a efectuar el cobro de la energía consumida en forma ilegal a los usuarios involucrados, incluyendo las penalidades correspondientes según lo establece el Reglamento de Suministro y Conexión.

Mirá También:  Día y hora de Belgrano - Instituto, cómo está la tabla de la Primera Nacional y lo que les queda

Además, la firma anunció se denunciará penalmente a los usuarios que fueron detectados con estas conexiones clandestinas y a quienes ofrecen el servicio de conexiones ilegales y distintas maniobras para manipular las instalaciones eléctricas. «Robar energía es un delito penado con prisión de hasta 6 años, que además pone en riesgo la vida de quien la manipula y de terceros, perjudicando asimismo la calidad del servicio eléctrico», indicaron al respecto.

Por último, en la concesionaria del servicio eléctrico en la región recordaron que los usuarios pueden denunciar estos fraudes de forma anónima y gratuita durante las 24 horas de día comunicándose al 0800-222-3335. Para regularizar su propia situación, en tanto, los usuarios deben contactarse telefónicamente de lunes a viernes de 8 a 18 al 0810-2223335 o bien solicitar un turno de atención al servicio EDELAP Te Llama ingresando en la opción «mis turnos» de la Oficina Virtual de la empresa.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *