Otro hecho lamentable de violencia en el fútbol se vivió este domingo en el clásico de la Primera C entre Luján y Leandro N. Alem, donde se registró un feroz tiroteo entre las barras de ambos clubes en las adyacencias del estadio, lo cual produjo la suspensión del partido y dejó el saldo de al menos 15 heridos de bala, cinco de ellos de gravedad, y un muerto.

Un joven de 18 años murió horas después de haber sido baleado en los graves incidentes que se registraron en las inmediaciones del estadio de Luján, en la esquina de Pellegrini y Francia. La víctima había recibido un disparo en la zona toráxica y, pese a ser trasladado de urgencia a un centro de salud cercano, falleció horas más tarde.

Todo inició cuando se jugaban apenas 15 minutos del encuentro. Mientras se disputaba el duelo, se comenzaron a escuchar los disparos en las afueras del estadio Municipal. Se trataba de un ataque de los barras del «Lechero» a hinchas del Lujanero, que luego continuó con la intervención de la policía y una detonación dentro del campo.

Los violentos de Alem ingresaron por la calle Carlos Pellegrini y emboscaron a los simpatizantes de Luján a los tiros y piedrazos. A partir de ello, arrancaron las corridas desesperadas, las balas de goma de las fuerzas de seguridad y la respuestas de la barra del local.

Minutos más tarde, la barrabrava del equipo de General Rodríguez escapó en autos y camionetas mientras las ambulancias trasladaban a los heridos hacia el Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján y a la Clínica Güemes de esa ciudad. En horas de la tarde del domingo, habían al menos 15 heridos de bala y cinco de gravedad.

Mirá También:  Los familiares de las 10 víctimas reclaman justicia. Seis años de Iron Mountain
Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *