Una discusión de índole laboral es la principal hipótesis que, por estas horas, manejan los investigadores en torno al salvaje asesinato de Hugo Argüello, quien tenía 59 años. Ocurrió el martes pasado en Villa Rumipal, en el valle de Calamuchita.

El hombre fue asesinado a golpes y su cuerpo fue quemado. Por el crimen, fue detenido un empleado suyo. Se trata de Javier Alejandro Godoy, de 28 años.

Quedó preso como supuesto autor de homicidio y de robo. Lo acusan de haberle robado a la víctima dinero y un celular, confiaron fuentes oficiales a La Voz.

El pasado martes, un grupo de albañiles, camino al trabajo, advirtió a una persona tendida dentro de una obra en construcción en el barrio Villa del Parque. El lugar está a la vera de la ruta 5, en las afueras de la localidad turística.

Cuando los agentes policiales llegaron al lugar, encontraron un cadáver que presentaba múltiples golpes y signos de haber sufrido quemaduras. Rato después, se corroboró el faltante de objetos personales.

Según fuentes policiales, la víctima, oriunda de Villa Ascasubi, cumplía un doble rol: trabajaba como sereno en el lugar y se encargaba de contratar al personal para la construcción de la vivienda.

El miércoles, a primera hora, la fiscal Paula Bruera, de la Fiscalía de Instrucción de Río Tercero, a cargo de la causa, comunicó que, tras una serie de allanamientos realizados de madrugada, lograron la detención de un sospechoso de 28 años, quien había sido contratado por la víctima para trabajar.

El sospechoso fue apresado en su casa en la ciudad de Río Tercero.

Mirá También:  El PRO vive con tensión la Convención de la Unión Cívica Radical

Desde ámbitos investigativos aseguran que se hallaron elementos que lo comprometen con el homicidio. Los unía una relación de trabajo.

Mientras aún no se descartan hipótesis, el móvil de una discusión por índole laboral, va cobrando fuerza entre otras teorías.

El resultado de la autopsia, que se espera determine la causa fehaciente de la muerte, sería clave para el avance de la investigación.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *