Un macabro hallazgo que la Justicia investiga para tratar de identificar a quiénes lo abandonaron allí

Dos jóvenes cartoneros encontraron ayer el cadáver de un bebé recién nacido dentro de un contenedor de basura en Ranelagh, un macabro hallazgo que la Justicia investiga para tratar de identificar a quiénes lo abandonaron allí.

Fuentes judiciales revelaron que se trata de «un bebé que nació a término», cuyo cuerpo se encontraba «en una bolsa de arpillera junto con el cordón umbilical», en un contenedor municipal situado en la calle 316 entre 369 y 369A, en el barrio El Foquito.

Asimismo, los voceros revelaron que el cuerpo «fue arrojado entre las 12 del mediodía y las 13.30». Mientras investigan distintas pruebas, aguardan los resultados de la autopsia judicial para determinar si el bebé nació muerto o, por el contrario, sufrió alguna situación violenta tras el parto.

La causa se instruye en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 4 descentralizada de Berazategui.

Deja un comentario
Mirá También:  SE AVANZA EN LA PUESTA EN MARCHA DE UN PLAN INTEGRAL DE BICISENDAS

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *