Después del ataque a fierrazos a un colectivo de la línea 109, se abrió una causa por daños y por medio de un requerimiento judicial, se inició una investigación para localizar e identificar al agresor.

Los efectivos de la Policía de la Ciudad determinaron que el hombre vivía en un inmueble ubicado en la calle Santiago del Estero al 100 y montaron una guardia de vigilancia encubierta en la zona para verificar su identidad y notificarlo de la causa.

Fue así que los oficiales lo detectaron salir del domicilio y subirse a un automóvil Dodge antiguo, que no era el que utilizó el día de la agresión, pero de similares características.

De inmediato, el móvil policial lo siguió y al observar que el hombre comenzó a manejar de forma imprudente por las avenidas Callao y Córdoba, incluso utilizando los carriles exclusivos para el transporte público, se solicitó la colaboración a otros móviles para poder detener su marcha.

En consecuencia, fue cercado en el cruce de la avenida Córdoba y Bonpland, en el barrio de Palermo, donde fue identificado y se verificó que no contaba con la documentación del automóvil ni con el seguro obligatorio para circular.

Intervino la Unidad de Flagrancia Este, a cargo de la doctora Malena Mercuriali, quien dispuso iniciarle al hombre actuaciones por infracción al artículo 193 Bis del Código Penal por conducción peligrosa y que sea detenido.

Los oficiales procedieron le incautaron el vehículo, las prendas que utilizó el día de la agresión al colectivo y una barreta.

El detenido fue trasladado a la Comisaría Vecinal 2 A y fue sometido a un control de alcoholemia y narcotest.

Deja un comentario
Mirá También:  Uruguay: "El gobierno de Lacalle Pou se juega la supervivencia en el referéndum"

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *