Un hombre de 35 años fue detenido acusado de asesinar a su abuelo y esconder su cuerpo debajo de unos adoquines en una vivienda de la localidad de Wilde, en el partido de Avellaneda.

El hecho fue descubierto ayer, sábado, en una vivienda ubicada en la calle Caxaraville al 5600, en la mencionada localidad, a pocas cuadras del límite con el municipio de Lanús.

Según detallaron fuentes intervinientes en la investigación, el pasado viernes una mujer realizó una denuncia telefónica a la fiscalía 3 de Avellaneda en la cual aseguró que desde hacía varios días no tenía noticias de su padre, identificado como Antonio Nicolás Carrano (85).

La búsqueda, que comenzó como “averiguaciones de paradero”, continuó con la presentación de efectivos de la comisaría 5ta. de Wilde al domicilio del jubilado, donde fueron recibidos por su nieto, Damián Rodrigo Tello, hijo de la mujer denunciante.

Al ingresar al domicilio, los uniformados observaron en el patio del fondo de la vivienda un montículo de adoquines que les llamó la atención.

Al acercarse vieron partes de un cuerpo humano, por lo que rápidamente aprehendieron a Tello y dieron aviso a la fiscal María Laura Carballal, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 especializada en violencia de género y familia de Avellaneda.

Frente a las pruebas obtenidas, Carballal solicitó se realicen las pericias de rigor en el domicilio mientras que este lunes indagará a Tello por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, que prevé una pena de prisión perpetua.

Asimismo, se espera por el resultado de la autopsia al cadaver de Carrano para establecer cómo fue asesinado y su data de muerte.

Mirá También:  Coronavirus: Universidad de Oxford podría producir la primera vacuna en el mes de octubre

“Mi abuelo, mi héroe, estoy tan agradecido”, escribió Tello el pasado 2 de junio en su perfil de la red social Facebook, acompañado de una foto de Carraño en blanco y negro de cuando era joven.

“Quisiera ser libre cumplir mis sueños y q jamás me hubiera acuchillado ese maldito rayo cruel y haber tenido que ver a ese q arrastra los pies y te muestra los dientes… me arruinó la vida”, escribió también el pasado 2 de junio en un posteo acompañado de una foto presuntamente de él celebrando un cumpleaños.

El posteo continuó con los siguientes comentarios: “Desde chiquito ayudó a las personas, intentó ser músico y siempre lo mismo tengo q estar viendo a esa mierda con dientes de plomo maldito rayo de mierda obligado a no respirar y mirar a la pared estoy podrido de estar acá sin poder estudiar trabajar ni nada de nada no soporto más”.

Y finaliza: “Desde chico mi mamá y mi papá quieren q hagan música u está mierda me fanfarronea los dientes de plomo maldito rayo de mierda no puedo más. Maldita vida de mierda estudio voy a la Universidad me viven robando me viven abusando estoy hartó cansado de pedir ayuda”.

Por último, Julio, un vecino de la víctima, aseguró que Tello era “policía federal” y que “tuvo problemas de separación con su mujer y ahí empezó a ‘chiflar’”, desde hace aproximadamente seis años.

Y añadió: “Era un buen pibe, laburador y que lo querían todos”.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *