Tal como lo establece la Ordenanza Municipal N°5305/2018, sobre el uso de material de pirotecnia, se apunta a concientizar a los vecinos acerca de los riesgos y consecuencias, teniendo en cuenta que además, el estruendo que producen afecta a las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista), adultos mayores, niños, animales y el ambiente.

En este sentido, se promueve “Más Luces Menos Ruidos” para disfrutar  de los festejos de Año Nuevo, recomendando pirotecnia de efecto lumínico y no de estruendo (petardos, bombas, morteros, entre otros), a fin de resguardar a este sector de la población de los efectos que provoca el estrépito.

Cabe mencionar que gracias al compromiso social asumido de manera colectiva en el cumplimiento de la normativa, durante los festejos de Navidad no se registraron accidentados en la guardia del Hospital Municipal “San Vicente de Paul”.

Deja un comentario
Mirá También:  JAVIER GASTÓN: “EL COMPROMISO DE LOS TRABAJADORES MUNICIPALES ES EL PRINCIPAL MOTOR PARA LOGRAR QUE LAS COSAS SUCEDAN”

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *