Se acerca el 1 de mayo y el Frente de Todos, que transita un momento de fuertes debates internos, realizará actividades por el día del trabajador por separado. Por una parte, los movimientos sociales nucleados en la UTEP –entre ellos Movimiento Evita, una organización muy cercana a Alberto Fernández– movilizarán a 9 de julio y Avenida de Mayo y, si bien expresan que no será un acto exclusivamente en apoyo a la figura del mandatario, esperan que el Presidente a último momento diga que asistirá. Por otra parte, La Cámpora –históricamente enemistada con Movimiento Evita y cuyos referentes, como Andrés Larroque, durante los últimos días emitieron fuertes críticas al gobierno nacional– no participarán del acto el domingo sino que su principal referente y líder del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, cerrará un plenario organizado por la rama sindical del partido el sábado en Baradero. Allí también asistirá la CTA, que definió que tampoco se sumará a la marcha del domingo de la UTEPLa CGT, que en el último tiempo había acompañado movilizaciones en apoyo al Presidente, confirmó a Página/12 que este año no marchará y que lo único que hará es emitir un comunicado el domingo.

La movilización de la UTEP

La UTEP, que en los últimos días tuvo reuniones en donde invitaron a la Túpac Amaru, al Frente de Organizaciones en Lucha y a la CTA, entre otros, finalmente marchará sola. En un comunicado, todas las agrupaciones que la conforman, indicaron que «luego del desarrollo de asambleas en todo el país para profundizar la agenda común de la economía popular, confluiremos el domingo a las 14 en 9 de Julio y Av. de Mayo para continuar impulsando un paquete de leyes que pongan en valor nuestro trabajo en sus diferentes ramas e impulsen medidas que hagan crecer a la Argentina desde abajo». Algunas de las cosas que exigen desde la organización de Trabajadores de la Economía Popular son el leyes como la de monotributo productivo; de comunidades indígenas; la de humedales; la de envases; la de promotoras de género; la de agricultura familiar; la de ingreso universal y la Ley de Tierra, Techo y Trabajo, entre otras.

Mirá También:  ESTÁ ABIERTA LA INSCRIPCIÓN PARA PARTICIPAR DE LA PRIMERA CARRERA DE POSTAS MIXTA

Más allá del documento conjunto, dentro de la UTEP hay distintas miradas. Desde el Movimiento Evita, por ejemplo, resaltaron que marcharán en agradecimiento a ciertas políticas del gobierno de Fernández como el bono de 18 mil pesos que implementó para los trabajadores de la economía informal. Algo similar expresó en diálogo con este diario el referente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, al resaltar que «todos los que componemos la UTEP formamos parte del FdT por lo tanto es una movilización que implica un acompañamiento al proyecto del Presidente».

Desde el Frente Popular Darío Santillán, sin embargo, la mirada es distinta. La referenta del espacio, Dina Sánchez, dijo en diálogo con Página/12 que «todo lo que sea inyectar dinero en nuestros sectores que tienen muchas necesidades, como el bono, sirve, pero no alcanza porque son parches. En dos meses el bono se termina y los problemas continúan, por eso pedimos avanzar en políticas y leyes que cambien las cosas de manera estructural».

Menéndez también resaltó la necesidad de avanzar con el proyecto de crear un espacio institucional dentro del estado para llevar adelante políticas específicas para la economía popular. Ellos creen que se deben articular sectores que hoy en día forman parte del ministerio de Desarrollo Social, del INAES –que trabaja en el fortalecimiento de las cooperativas– y la secretaría de agricultura familiar –que depende del ministerio que conduce Julián Domínguez– para potenciar al sector. «Esto es algo que incluso viene planteando el Presidente y que mencionó en su discurso del primero de marzo. Él impulsa esa idea y evaluará los tiempos para poder implementarlo», puntualizó.

Mirá También:  Correo Argentino: la justicia dictó la intervención "plena"

Lo que hará La Cámpora

El presidente del PJ y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, en tanto, confirmó a través de sus voceros que por el día del trabajador la agrupación no hará ningún acto ni se movilizará en las calles, sino que Kirchner será el encargado de cerrar un plenario de la rama sindical del PJ bonaerense en la localidad de Baradero a las 15. Allí participarán dirigentes e integrantes gremiales de los 135 distritos. Ese evento, en realidad, fue organizado por el espacio sindical del PJ de esa provincia. Puntualmente por los sindicalistas Walter Correa, de Curtidores; Vanesa Siley de Sitraju y Omar Plaini de Canillitas, entre otros. La CTA, que en un principio iba a movilizar con la UTEP, según contó su secretario general, Hugo Yasky, en diálogo con Página12, solo participará del evento en Baradero. Yasky también adelantó a este diario acompañarán la marcha del 5 de mayo que sindicatos, organismos de derechos humanos y otros sectores cercanos al kirchnerismo realizarán a la Corte Suprema en repudio a su presidente, Horacio Rosatti.

La CGT por escrito

Desde la CGT confirmaron que este año no movilizarán por el día del Trabajador. Lo que sí harán es emitir un comunicado. En varias de las reuniones que mantuvieron los miembros de la central en el último tiempo conversaron del tema y qué hacer al respecto. Desde el sector más cercano a Pablo Moyano, uno de los secretarios generales, la idea era realizar un acto y movilizar. Proponían, además de la conmemoración del día del Trabajador, aprovechar la ocasión para repudiar el avance de la Corte Suprema en el Consejo de la Magistratura, pero la propuesta no tuvo eco en otros gremios más cercanos a otro de los secretarios generales, Héctor Daer. Finalmente decidieron no movilizar.

Mirá También:  El Gobierno anunció la vuelta del público a las canchas de fútbol

Según supo Página12algunas agrupaciones que iban a marchar el domingo y que finalmente no lo hicieron, definieron mantenerse al margen para «no entrar en los debates internos del oficialismo». En un momento, por ejemplo, cuando pensaron cómo organizar la marcha, contaron que se discutió si se hacía un acompañamiento explícito al proyecto que propuso el Presidente y el ministro de Economía, Martín Guzmán, para cobrar un impuesto a la renta extraordinaria, o al proyecto que impulsa el sector ligado a la vicepresidenta en el Senado para que aquellos que tienen bienes no declarados en el exterior paguen una multa que sirva para saldar la deuda con el FMI. Lo cierto es que no se arribó a un acuerdo y eso generó frustración en diversos sectores que opinan que «es tiempo de unificar porque sino nos va a llevar puesto el neoliberalismo».

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *