La televisión de aire no se diferencia del devenir de la situación económica general. Hoy son tiempos de cierres, levantamientos y conflictos que atentan contra los debuts. Desde hoy, la TV Pública deja de emitir los programas en vivo e incluso todas las ediciones de sus noticieros. Arrecian las versiones de su «vaciamiento».

Cocineros Argentinos ya tuvo su último programa en la TV Pública. El ciclo de cocina preparó una emotiva emisión para despedirse de la pantalla que lo tuvo al aire durante 15 años. El abrupto final se conoció la semana pasada y, para el programa despedida, la producción diagramó un programa especial a cargo de Juan Braceli, Chantal Abad y Luciano García, que contaron con la participación de varios de los chef que pasaron por el ciclo. Y en el final, el popular cocinero reiteró uno de sus dichos de los últimos días, entendido por muchas personas como un mensaje para Milei.

En redes sociales, Jorge Rial arrojó una información del virtual cierre de la TV Pública para dar el paso a un multimillonario negocio inmobialiario. Aunque inmediatamente después el Gobierno salió a desmentirlo, y aseguró que no planea vender el predio donde funciona la TV Pública, ubicado en el barrio porteño de Palermo.

Rial publicó: «400 millones de dólares por el predio de la @TV_Publica. Ya está IRSA y un empresario de medios radiales armando la propuesta que será aprobada por el gobierno. 200 millones más por el predio en Pacheco donde está la antena de @radionacionalAR. Su comprador sería Constantini. Los rematadores en nombre del estado? La cara visible es Martín Maestu y el cerebro en las sombras Rodrigo Lugones. Ampliaremos!!!».

Su par, el conductor de LAM (América), Angel De Brito, salió a apoyar a TV Pública: «Delirio. No solo por el valor histórico, cultural y edilicio. Van a destruir la historia de la tele para hacer una torre. Debería ser Patrimonio Nacional». Por primera vez, desde el jueves hasta el martes de la semana que viene la TV Pública no tendrá programación en vivo, ni siquiera saldrán al aire los noticieros.

Mirá También:  Detuvieron al golpista brasileño Michel Temer por corrupción

La situación en el resto de los canales privados tampoco es mejor

No es novedad la gravedad del estado de las arcas de la TV de aire, que lleva años de presupuestos flacos y un rating cada vez más pobre, razón por la cual los streaming están en la cresta de la ola (caso Luzu TV, Olga, La Casa, Gelatina y el nuevo Bondi).

Canal 9, por ejemplo, dejará de emitir la última edición del noticiero Telenueve y lo reemplazará con un ciclo conducido por Nara Ferragut, con lo indispensable: un escritorio, una silla y una planta.

En América, a las 23, siempre sin recursos, reemplazan a Baby por un resumen del día de lo acontecido en la emisora. Es decir, se dejará de emitir en dúplex a Baby Etchecopar por A24 y América, y sólo saldrá por A24.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *