En el encuentro, formalizaron la cesión de dos lotes municipales destinados a importantes proyectos sociales y comunitarios de la Iglesia Católica.

El intendente Javier Gastón y el obispo de la diócesis de Chascomús, Juan Ignacio Liébana, se reunieron este jueves en el despacho municipal, oportunidad en la que firmaron convenios de comodato de predios municipales.

El primer terreno, situado en el barrio San Cayetano, será utilizado para la construcción de un salón de usos múltiples que servirá como sede de actividades pastorales.

Este espacio permitirá la realización de importantes acciones comunitarias en ese sector de la ciudad.

Por otro lado, el segundo predio se encuentra en la intersección de las calles Saturnino Justo y Chubut, frente a la plaza del barrio San Luis. Este terreno será destinado a la edificación de una ermita y un espacio de encuentro, para continuar fortaleciendo la presencia y las actividades de la Iglesia.

Cabe destacar que previamente, la Municipalidad había cedido en comodato un terreno en el barrio Escribano para uso eclesiástico que finalmente no fue utilizado, por lo que se realizó un intercambio, cediendo a la sociedad de fomento del barrio Escribano el predio originalmente asignado a la Iglesia Católica. Este espacio será utilizado para la sede barrial.

El encuentro entre el intendente y el obispo, además de la firma de los convenios, fue una oportunidad para dialogar y reafirmar el compromiso mutuo con el desarrollo social y comunitario de Chascomús.

Deja un comentario
Mirá También:  OPERATIVO DE CONCIENTIZACIÓN VIAL EN EL SECTOR DE INGRESO Y EGRESO DEL BARRIO LOS SAUCES

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *