En medio de las subas liberadas de naftas, precios de alimentos, prepagas y colegios privados, se sumó en enero otro golpe fuerte al bolsillo por medio de fuertes incrementos que se dieron en los alquileres en el primer mes del año. Es que los precios de los alquileres de departamentos en la ciudad de Buenos Aires registraron en enero incrementos de entre 6,4 por ciento y 16,7 por ciento mensual, según la ubicación y la cantidad de ambientes, de acuerdo con el relevamiento difundido por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO).

El informe señaló que los incrementos respecto de los valores de octubre fueron de 12 por ciento en los monoambientes, 6,4 por ciento para los departamentos de dos ambientes y 16,7 por ciento en los de tres ambientes.

Los aumentos mensuales fueron menores a los de diciembre de 2023 en el caso de los departamentos de dos y tres ambientes, que tuvieron por entonces alzas del 7,1 por ciento y 23,7 por ciento, respectivamente, pero mayores para los monoambientes, que el mes pasado registraron alzas del 11,1 por ciento.

La entidad indicó que los aumentos acumulados en los últimos doce meses fueron de 305,8 por ciento para los monoambientes porteños, 337,5 por ciento para las unidades de dos ambientes y 316,7 por ciento para los de tres, en todos los casos superando la inflación interanual que a diciembre ascendió al 211,4 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

También precisó que la media de los monoambientes ofertados en la ciudad es de $280.000, por lo que el Salario Mínimo Vital y Móvil, que en enero es de $156.000, alcanza para cubrir el 55,71 por ciento de un alquiler, una cobertura menor a la de 62,40 por ciento del mes anterior.

Mirá También:  Atentado a Cristina Kirchner: "Hay alguien por arriba y ya sabemos quién es", dicen los abogados de la vicepresidenta

Dos y tres ambientes

Por otra parte, la media de las ofertas de departamentos de dos ambientes es de $350.000 y de los de tres ambientes $500.000; con una cobertura del salario mínimo del 44,57 por ciento y 31,20 por ciento, inferiores a las de noviembre, cuando respectivamente la cobertura fue de 52% y 33,19 por ciento.

«Los valores expresados anteriormente no incluyen expensas, las cuales alcanzan en promedio el 9,7% del costo del precio de oferta de un alquiler», agregó la entidad.

El CESO destacó que «en cada categoría, los precios varían en función de otras características propias (tales como antigüedad, si posee cochera, etc.) y de su entorno (infraestructura, disponibilidad de transporte, cercanía a centros comerciales entre otras)».

Por el último, el trabajo del CESO afirma que «en la ciudad de Buenos Aires, los altos precios impiden a gran parte de la población alquilar siquiera un monoambiente medio, empujándoles hacia zonas con infraestructura y servicios de menor calidad».

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *