Una enorme tormenta de nieve, que ya provocó al menos 34 muertes, afectó este domingo a la madrugada a millones de personas en Estados Unidos que fueron atrapadas en sus casas por fuertes nevadas, al tiempo que cientos de miles de hogares y negocios se quedaron sin electricidad.

Según informaron los medios locales, el tamaño de la tormenta no tiene precedentes y se extendió desde el norte del país, cerca de Canadá, hasta la frontera con México en el sur.

En tanto, un 60 por ciento de la población estadounidense estaba bajo alerta meteorológico, con temperaturas extremadamente bajas, según el Servicio Nacional de Meteorología.

El sábado se cancelaron más de 2.360 vuelos nacionales e internacionales, según el sitio web FlightAware.

Los expertos señalaron que se había producido una ciclogénesis explosiva, en la que la presión atmosférica cae muy rápido en una tormenta fuerte, cerca de los Grandes Lagos (norte del país), donde provocó ventiscas con nieve y vendavales.

Traducción del tuit: Con la nieve aún cayendo y las temperaturas bajo cero, Hoaks parece una escena de Frozen. Por favor, quédese en casa, manténgase abrigado y a salvo, Nueva York.

La tormenta desató toda su furia en Buffalo (estado de Nueva York), donde vientos con fuerza de huracán y una intensa nevada paralizaron los servicios de emergencia.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, dijo que casi todos los camiones de bomberos de la ciudad estaban varados por la nieve, y las autoridades indicaron que el aeropuerto permanecería cerrado el lunes.

Las fuertes nevadas, el frío y los cortes de energía del día anterior hicieron que algunos residentes de Buffalo decidieran el sábado salir de sus hogares rumbo a cualquier lugar que tuviera calefacción.

Mirá También:  CALENDARIOS DE PAGO DEL MIÉRCOLES 4 DE NOVIEMBRE

Dos personas murieron el viernes en sus casas de Cheektowaga, Nueva York, cuando los equipos de emergencia no pudieron llegar a tiempo para atender sus problemas de salud, señaló. Otra persona murió en Buffalo.

Millones de personas afectadas por cortes de electricidad

La tormenta dejó poblaciones sin electricidad desde Maine a Seattle, y un importante operador eléctrico advirtió a 65 millones de personas en el este de Estados Unidos de posibles apagones generalizados.

En los seis estados de la región de Nueva Inglaterra, más de 273.000 clientes de la red continuaban sin electricidad el sábado por la tarde, siendo Maine el más afectado, y algunas empresas de servicios públicos advirtieron que podrían pasar días antes que se restablezca la energía.

En Carolina del Norte, casi 169.000 clientes seguían sin electricidad por la noche -485 mil habían sido afectados-, pero voceros de servicios públicos dijeron que los apagones seguirán durante los próximos días.

Muertes

En los últimos días se produjeron muertes asociadas a la tormenta en todo el país. Cuatro personas murieron en un accidente de unos 50 vehículos en Ohio Turnpike, cuatro conductores murieron en choques separados en Missouri Kansas, un trabajador de una compañía eléctrica se electrocutó en Ohio, una mujer falleció golpeada por una rama caída en Vermont, en Colorado se encontró el cadáver de un hombre al parecer indigente en medio de temperaturas bajo cero y una mujer murió tras caer a un río de Wisconsin cuando se rompió el hielo.

Con información de AP

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *