El hecho sucedió en la localidad de Lamarque, Valle Medio. Por motivos que aún se intentan determinar, el gatillo se jaló y el proyectil terminó en el cráneo del joven

Un chico de 14 años, un arma y una tragedia. La localidad de Lamarque, en Valle Medio, Río Negro se tiñó de luto después de que un adolescente muriera al recibir un disparo de la pistola que, en ese momento, estaba limpiando su papá.

El hombre estaba en su casa desempolvando un rifle calibre 22, sin percatarse de que el arma estaba todavía cargada. Por motivos que aún se intentan determinar, el gatillo se jaló y el proyectil terminó en el cráneo del joven.

Según informó el diario Río Negro, tras el hecho, los familiares de la víctima llamaron a la emergencia pero ante la desesperación por el tiempo que pasaba, fue el padre quien cargó a su hijo y lo trasladó hasta el hospital.

En la mitad del camino, el hombre se encontró con la ambulancia y pudo subir al chico al vehículo y llevarlo al nosocomio de Choele Choel. Pero ante la gravedad de la herida, se decidió su traslado a General Roca.

El adolescente llegó en estado crítico y a pesar de los esfuerzos por reanimarlo, falleció como consecuencia de las lesiones recibidas.

Deja un comentario
Mirá También:  Decomisan 30 mil kg de carne y lo reparten en comedores comunitarios

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *