Trasladan presos con coronavirus a Ezeiza

Condenados por delitos de lesa humanidad fueron reubicados y alojados en el pabellón contiguo al de los ex funcionarios. 
La pandemia de la covid -19 está agudizando la crisis en el Sistema Penitenciario Federal (SPF). Los ex funcionarios detenidos en Ezeiza hicieron saber que al pabellón contiguo trasladaron condenados por delitos de lesa humanidad, algunos de ellos contagiados de coronavirus, con el agravante de que el personal que atiende a unos y otros es el mismo. Parte de los trasladados llegaron desde el Hospital Penitenciario, ubicado allí mismo, la mayoría en silla de ruedas, lo que significa que requieren atención permanente y se agudiza el peligro de contagio. En algunos casos, comparten el patio con otros internos.La crisis se origina en que los jueces no otorgaron prisiones domiciliarias, como ocurre en el resto del mundo, especialmente teniendo en cuenta que casi todos los ex funcionarios, que no significan peligro alguno, están en edad de riesgo.

El siguiente episodio fue que, por los eventuales contagios en sedes tribunalicias, los magistrados exigen que el SPF saque a los presos que están en las alcaidías de los tribunales y los lleve a las cárceles, lo que agrega ocupación.

Y el colmo fue lo ocurrido en Campo de Mayo, donde casi 30 presos de lesa humanidad dieron positivo, dos de los cuales fallecieron. Ayer, el Ejército dio a conocer un comunicado reconociendo la situación de contagio en la Unidad 34 y señalando que el SPF trasladará a los internos con coronavirus. También hubo que enviar personal contagiado a diversos hospitales. 

Mirá También:  San Nicolás: lo detienen por drogar y matar a su madre, su hermano y su hija

Hasta ahora, los resultados del manejo de la pandemia en las cárceles federales son bastante asombrosos. Sólo se registraron 75 casos, de los cuales 37 se recuperaron, pero los contagios crecieron en los últimos días. Se trata de cifras muy bajas, inferiores a las que hay en los geriátricos, teniendo en cuenta que en las cárceles no se puede aislar a los detenidos, que por supuesto comparten celdas, espacios comunes, vajilla, baños. La subsecretaria de Asuntos Penitenciarios, María Laura Garrigós, viene tomando estrictas medidas de seguridad y se ven notorias diferencias con lo que sucede en otros países donde hay cárceles en que 80 por ciento de los presos están infectados y hay un cuadro calamitoso también en el personal penitenciario.  De todas maneras, en los últimos días la situación se complicó y las cosas en Ezeiza se pusieron tensas.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *