Un joven de 18 años falleció a causa de los disparos que recibió de parte de dos personas que circulaban en una moto, en el Barrio Ludueña Sur, en Rosario.

De esta manera, la violencia en la ciudad santafesina se sigue intensificando y en lo que va del año, se suman 96 crímenes a sangre fría.

En cuanto a este crimen, la víctima recibió los disparos cuando se dirigía a su domicilio después de buscar comida en un comedor comunitario.

“Mi hermano venía de buscar la comida del comedorcito y vino uno solo a disparar contra la casa de al lado y también le disparó a mi hermano. Él era un pibe que no se metía con nadie, no tenía broncas. Sólo lo mataron porque estaba al lado de una casa que tenían que balear”, relató uno de los familiares de la víctima a la prensa.

La víctima, identificada como Juan Leiva, murió unos minutos después del ataque en un centro de salud municipal.

Se trata del crimen número 96 en lo que va de 2023 en Rosario.

El año pasado, el distrito registró un récord de 288 asesinatos, según las estadísticas oficiales.

El asesinato de Leiva ocurrió en calle Barra al 100, cerca de la intersección con Tupac Amaru, en el Barrio Ludueña Sur del noroeste rosarino.

Los testigos indicaron que los asesinos circulaban en moto y dispararon contra una vivienda, y los impactos dieron contra Leiva.

Tras ser herido, el joven fue llevado al Centro Municipal de Distrito Noroeste, donde falleció como consecuencia de las heridas, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Mirá También:  El trabajo con futuro oscuro

De acuerdo a la investigación, los atacantes habrían efectuado al menos seis disparos contra la víctima.

El fiscal de la Unidad de Homicidios a cargo del caso, Ademar Bianchini, ordenó trasladar el cuerpo del joven al Instituto Médico Legal para la realización de la autopsia.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *