“Delegar facultades legislativas al Poder Ejecutivo como plantea la Ley Ómnibus es una absoluta vulneración a la división de poderes, que no tiene precedentes en la Argentina” afirmó el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, en declaraciones radiales.

“Más allá de los trascendidos sobre los cambios que tendría el proyecto de ley, en su esencia el problema sigue intacto: la facultad de legislar sin pasar por el Congreso es realmente una aberración y no es cuestión de por cuánto tiempo se aplica” afirmó Kicillof.

«El Congreso representa al pueblo de la Argentina en sus diferentes posiciones políticas y eso no se puede pasar por arriba”, agregó y remarcó que “muchos que se llenaron la boca hablando de la cuestión republicana durante años estarían ahora entregando sus facultades al Ejecutivo”.

“Tanto el DNU como la ley contienen una batería de modificaciones a diferentes marcos jurídicos regulatorios que todos ellos están expresados en leyes, que se discutieron en el parlamento en diferentes épocas durante mucho tiempo, y cuyos efectos en muchos casos son muy complejos y peligrosos”, afirmó el gobernador durante una entrevista de Radio 10.

Una ley redactada «por estudios privados»

Kicillof también señaló: “Es de una gravedad enorme que estemos discutiendo tanto un DNU como el texto de un proyecto de ley que no escribió Javier Milei ni su fuerza política, sino que proviene de otra fuente que no conocemos”“Estamos ante un gobierno donde Milei gana las elecciones en un ballotage, pero le da el Ministerio de Seguridad a la excandidata y ahora las reformas estructurales a Federico Sturzenegger y aparentemente a estudios privados”, remarcó el mandatario bonaerense.

Mirá También:  Caso Pérez Algaba: detuvieron a Nahuel Vargas y ya son ocho los apresados

«Un plan de ajuste convencional»

Consultado sobre la situación económica, Kicillof expresó “Este gobierno fue elegido con una serie de promesas de campaña diametralmente opuestas a lo que está pasando hoy”, y explicó: “Estamos ante un plan de ajuste convencional, lo dijo el propio Javier Milei en una reunión con gobernadores de todas las provincias: es un plan de ajuste como tantas veces se aplicó en la Argentina y sabemos que los planes de ajuste en nuestro país históricamente los pagan los trabajadores, los jubilados y la clase media.”

“Contrariamente a lo que dicen, la Provincia de Buenos Aires tiene el Estado más chico y más austero de la Argentina: es la que menos recursos tiene y el año pasado tuvo el menor gasto público por habitante. Y junto con Córdoba es la segunda provincia que menos empleados tiene cada mil habitantes”, explicó.

“El ajuste no es a los gobernadores, es a las provincias y a los pueblos de las provincias. Cuando cortan recursos para las provincias, obras en las provincias, lo que sufre es la educación, la salud y la seguridad que están a cargo de las provincias”, remacó Kicillof.

“Tenemos un compromiso muy grande de acompañar a los sectores que son perjudicados de estas políticas, como las pymes, los productores rurales pequeños y medianos, que ya empiezan a sentir el impacto de este plan económico» expresó el gobernador y agregó «Y desde la provincia de Buenos Aires, con los instrumentos que tenemos, vamos a buscar ir aliviando esas consecuencias todo lo posible”.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *