La primera etapa de la campaña se iniciará el 11 de agosto y alcanzará a los mayores de 55 años

El gobierno de Sebastián Piñera no consideró el llamado de la OMS a suspender hasta septiembre los planes de aplicar dosis de refuerzo para poder reorientar esas dosis a países con muy baja tasa de vacunación.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció que las personas vacunadas con las dos dosis de la vacuna Sinovac recibirán una tercera dosis de las de AstraZeneca o Pfizer/BioNTech para reforzar su inmunización. El plan se pondrá en marcha a partir del 11 de agosto, empezando por las personas mayores de 86 años que hayan sido inoculadas durante las primeras dos semanas de marzo, en una primera etapa que alcanzará a los mayores de 55. En simultáneo se seguirá avanzando con la vacunación de los adolescentes entre 12 y 17 años, y apenas lo autorice el Instituto de Salud Pública se iniciará la vacunación de los niños entre 3 y 11 años.

Un estudio elaborado por el ministerio de Salud de Chile mostró una caída en la efectividad de las vacunas de Sinovac y Pfizer para prevenir el coronavirus sintomático, para poder reorientar esas dosis a países con muy baja tasa de vacunación, en la región tanto Chile como Uruguay decidieron continuar con sus planes.

Reforzar la vacunación

«Hemos decidido iniciar un reforzamiento de la vacunación de todas aquellas personas que ya han recibido sus dos dosis«, destacó Piñera durante el informe diario sobre la evolución de la pandemia. El mandatario dijo que llegó a tomar esa decisión debido al «riesgo que significa la variable Delta, que está golpeando con mucha fuerza en muchas partes del mundo, y después de recibir las recomendaciones tanto nacionales como internacionales«.

Mirá También:  ARA San Juan: la Armada sabía dónde estaba hundido veinte días después de la implosión

El proceso empezará con las personas mayores de 55 años que ya recibieron sus dos dosis de Sinovac durante este año. La vacuna de refuerzo que se aplicará en este caso será la de AstraZeneca. Posteriormente se incorporarán al calendario de refuerzos a los menores de 55 años, quienes ampliarán su inmunización con dosis de Pfizer/BioNTech. La campaña también contempla el refuerzo de vacunación de los empleados de la salud y los enfermos con comorbilidades.

1,8 millones de «rezagados»

Según dijo Piñeraactualmente 12,6 millones de personas cuentan con su esquema de vacunación completo. «Esto significa que más del 80 por ciento de la población adulta está resguardada, lo que pone a Chile entre los tres países del mundo que mayor porcentaje de su población han vacunado y protegido del covid-19″, planteó el presidente de derecha, que sin embargo destacó que todavía hay 1,8 millones de personas «rezagadas» a quienes llamó «encarecidamente» a «vacunarse lo antes posible y no seguir poniendo en riesgo no solo su propia salud, sino también la salud de sus familiares, compañeros de trabajo y miembros de su comunidad».

La decisión de implementar una tercera dosis o dosis de refuerzo se tomó luego de que las autoridades chilenas comprobaran en un estudio que la vacuna de Sinovac reduce su eficacia con el paso de los meses. En abril se había informado que la capacidad de prevenir casos sintomáticos era del 67 por ciento, aunque días atrás se demostró que esa cifra cayó al 58,49 por ciento. «Baja la protección contra la infección de covid, pero se mantiene la protección contra los desenlaces más importantes», matizó en rueda de prensa Rafael Araos, asesor del ministerio de Salud de Chile, en referencia a los casos graves y hospitalizaciones en salas de terapia intensiva.

Mirá También:  Audiencia pública por el aumento del gas a partir de abril

Pedido de la OMS

Ni Piñera ni ninguna autoridad chilena hizo referencia al reclamo de la OMS, que exigió retrasar la aplicación de la tercera dosis de las vacunas contra el coronavirus para que haya suficientes para inmunizar al menos al 10 por ciento de la población de cada país del mundo y proteger a aquellos que están en mayor riesgo por la enfermedad. Al igual que en el caso chileno, otros países como Uruguay, Israel, Francia o Alemania ya confirmaron que seguirán con sus planes de aplicar un refuerzo contra la covid-19.

Al respecto la asesora de la OMS y ex subsecretaria de Salud chilena, Jeannette Vega, dijo que «el conocimiento en esta pandemia lo hemos ido generando más en la práctica que en la teoría», por lo que es importante que las autoridades «indiquen exactamente la evidencia en la cual se basan» para vacunar con una tercera dosis. En el mismo sentido el secretario técnico del Colegio Médico, Cristóbal Cuadrado, aseguró que «a veces nos apresuramos a tomar decisiones con datos que yo creo que no se están interpretando de la manera adecuada», por lo que esta dosis debería ser para «alguien que no haya sido inoculado, y ahí debería estar el foco».

En diálogo con la radio Cooperativa, Cuadrado lamentó que «hay muchos países del mundo que ni siquiera han podido terminar de vacunar a su personal sanitario», y que en el contexto actual de escasez de vacunas, una decisión semejante por parte del gobierno de Piñera «no es responsable desde el punto de vista de equidad global ni sanitario».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario