Al menos 150 mil dosis estarán ya disponibles esta semana

Son las vacunas producidas en Laboratorios Richmond que superaron esta semana con éxito los controles de calidad realizados por el centro Gamaleya. La empresa ya puede comenzar a enviar la vacuna al Gobierno nacional para su distribución. «Es un hito muy importante que nos impulsa a trabajar aún más duro», resaltó Marcelo Figueiras.

La vacuna Sputnik V, terminada en la Argentina, será aplicada en el país esta semana, por primera vez, en forma masiva. Se trata del primer lote de 150.000 dosis 2 que superó el control de calidad del Instituto Gamaleya. En una comunicación oficial, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y el Laboratorio Richmond anunciaron que se trata de una pequeña parte del total que estará disponible en agosto: de tres millones de dosis 2. Serán distintos lotes que se irán aprobando en MoscúEl segundo lote de 800.000 dosis tendrá el visto bueno la semana que viene. Al día de hoy hay cerca de 1.400.000 personas que recibieron la dosis 1 de la vacuna y que ya pasaron 90 días de aquella aplicación. Con las terminadas en Richmond se cerraría bastante la brecha y si a eso se agrega que puede ir y venir algún vuelo a Moscú y que se pondrá en marcha la combinación de vacunas, en el horizonte está la posibilidad de reducir el tiempo entre primera y segunda dosis de Sputnik a menos de 90 días. Eso se lograría tal vez en septiembre.

Terminación

El primer hecho significativo anunciado este martes por el RDIF y el Laboratorio Richmond es que se podrán aplicar, durante esta misma semana, las primeras 150.000 dosis 2 terminadas en una planta alquilada en Malvinas Argentinas. De esa partida se sacaron 80 muestras que fueron enviadas al Instituto Gamaleya en Moscú y a la Anmat en Buenos Aires para que ambos organismos le den el visto bueno. Ayer se conoció que el Gamaleya aprobó el control de calidad de las muestras y tras el ok de la Anmat se podrán distribuir porque las vacunas están ya en los depósitos del Ministerio de Salud.

Mirá También:  Anuncio de Lopetegui luego de la pelea con Techint. Ratifican inversiones en Vaca Muerta

Terminar partidas no es tarea sencilla, al punto que en el acuerdo de producción de la vacuna Oxford/AstraZeneca, la sustancia activa se fabricó en el laboratorio mAbxience de Pilar y el plan era que se terminaran las vacunas en el laboratorio Liomont de México. Pese a que la empresa argentina del Grupo Insud cumplió con la entrega de más de 100 millones de dosis, el laboratorio mexicano no pudo pasar los controles de calidad de forma regular y por lo tanto hubo que desviar la terminación a una planta gigantesca en Albuquerque, Estados Unidos. No faltan quienes sostienen que no se trató de problemas técnicos de Liomont sino de cierto boicot del país del norte, en especial en la provisión de algunos insumos.

En cualquier caso, el proceso no es nada sencillo: hay que descongelar la sustancia activa que viene de Rusia, formular la vacuna con material que la hace inyectable, filtrar, verificar que no haya partículas ajenas, envasar en viales, fotografiar cada vial para poder identificarlo en caso de problemas y hacer un nuevo control de calidad sobre lo ya terminado.

Partidas

Hasta el momento, el Laboratorio Richmond, de Marcelo Figueiras, tiene terminados 1.050.000 dosis 2 de la vacuna rusa. Sin embargo, la semana pasada llegaron 500 litros de la sustancia activa, lo que permite producir otras 800.000 dosis. Durante el fin de semana, desde el Instituto Gamaleya enviaron otros 300 litros y la promesa es que la semana próxima llegarán a Ezeiza otros 500 o 600 litros. A veces las cantidades no se pueden precisar con antelación porque se originan en un proceso productivo que tiene distintos rendimientos.

Con esas partidas de principio activo, el Richmond estaría en condiciones de terminar un total de tres millones de dosis alrededor de mitad de mes. Si se tienen en cuenta los tiempos que tarda el control de calidad, el pronóstico es que ese total de vacunas podría estar disponible a lo largo de agosto. Eso es lo que dice que el comunicado conjunto del RDIF y Richmond.

Mirá También:  "Los nenes piensan que es un juego y preguntan cuándo vuelven a buscarlos"

Anuncios

El texto oficial tiene un largo título: “La Argentina contará en agosto con más de tres millones de dosis del segundo componente de Sputnik V fabricado por el Laboratorio Sputnik, se pondrán en circulación las primeras 150 mil dosis en esta semana”.

El CEO del RDIF, Kirill Dmitriev, señaló en el anuncio que “gracias a la asociación entre RDIF y Laboratorios Richmond, la población de Argentina tendrá acceso a la vacuna Sputnik V producida en el propio territorio del país, lo que acelerará el ritmo de vacunación y reducirá los costos logísticos y el tiempo de entrega del fármaco. El establecimiento de la producción local de la vacuna Sputnik V en poco tiempo es un éxito conjunto de Rusia y Argentina, gracias a lo cual el medicamento estará disponible en otros países de la región utilizando una de las vacunas más seguras y eficaces contra el coronavirus en el mundo».

En el mismo anuncio, Figueiras aseguró que “en Richmond estamos orgullosos de nuestra asociación con RDIF. También estamos orgullosos de nuestro equipo científico, que ha trabajado conjuntamente con los especialistas del Centro Gamaleya para garantizar la producción de este medicamento, que salva vidas en Argentina”.

Tiempos

Según el cálculo del senador correntino Martín Barrionuevo, uno de los referentes en materia de estadísticas durante la pandemia, este miércoles habrá casi 1.500.000 argentinos que recibieron la Sputnik V, dosis 1, hace 90 días o más. Como ya se ha dicho, los anticuerpos no vencen, de manera que esos ciudadanos no perdieron su defensa frente al virus. Incluso la dosis 1 de Sputnik produce una cantidad de anticuerpos y memoria celular que constituye una defensa mucho mejor que la que proporciona la mayoría de las vacunas frente a la variante Delta. Sin embargo, la ministra Vizzotti ha dicho que la Argentina completará la vacunación de la totalidad de quienes recibieron la dosis 1 de Sputnik dado que significa un refuerzo en materia de anticuerpos pero también en cuanto a memoria celular. En ese marco, los tres millones de segundos componentes terminados por Richmond permitirían, en gran medida, cerrar la brecha de dosis 2 faltantes. El cálculo de Barrionuevo es que al 31 de agosto se necesitarán unos 3.800.000 dosis 2 para cumplir con el plazo de los 90 días.

Mirá También:  La Defensoría del Pueblo bonaerense pide que le quiten la concesión a Edesur

El “faltante” se cerraría con otras dos alternativas:

* La partida y regreso de vuelos de Aerolíneas Argentinas trayendo segundas dosis. El último viaje fue el 12 de julio y hace días que se menciona que habrá un nuevo vuelo. El problema que surgió en todo este tiempo es el crecimiento de contagios en Rusia y la necesidad del Gamaleya y el RDIF de proveer de vacunas a sus propios ciudadanos.

* La otra alternativa es la combinación de vacunas (ver nota aparte) que hoy se anunciará y que abre enormes posibilidades, al punto que plantea una solución casi definitiva al problema planteado. El sistema heterólogo permitirá dar como segunda dosis la vacuna de Oxford/AstraZeneca y seguramente también las de Sinopharm y Moderna. La Argentina recibirá durante agosto más de 15 millones de dosis de vacunas, de manera que habrá cantidad suficiente para completar vacunaciones y reducir el tiempo entre dosis 1 y dosis 2, aunque ese período ya se cumple bien con AstraZeneca y Sinopharm.

En estos días, los grandes desafíos son demorar todo lo posible el ingreso de la variante Delta, seguir vacunando con segundas dosis, arrancar y seguir con los adolescentes, pero -sobre todo- salir a los barrios a vacunar a quienes, por la razón que sea, todavía no se inscribieron.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario