Patricio Pioli fue condenado a 5 años de prisión en cumplimiento efectivo por pornoextorsión. Había sido denunciado por su expareja de filtrar fotos y videos íntimos.

Patricio Pioli fue condenado este jueves a 5 años de prisión en cumplimiento efectivo por haber sido hallado culpable del delito de «coacción y lesiones leves calificadas» en contra de su ex pareja, Paula Sánchez Frega en el marco del primer juicio oral de Argentina por la difusión de material sexual íntimo, tipificado en el Código Penal como «pornovenganza».

Pasada las 10 de la mañana, en la sede de Magistrados de la provincia de La Rioja, el Tribunal presidido por la jueza Edith Agüero junto a los magistrados María Petrillo y Fernando Romero, dictó la sentencia haciendo lugar al pedido que había hecho el Ministerio Publico Fiscal.

Asimismo, se ordenó que la causa quede enmarcada dentro de lo que es la «Violencia contra la Mujer», por lo que la denunciante tiene el derecho a recibir cualquier novedad con respecto a la ejecución de la pena.

Pioli, de origen sanjuanino y conocido en La Rioja como «El tatuador» por su trabajo, fue denunciado por Sánchez Frega por violencia de género y amenazas de difusión de material íntimo luego de finalizar su relación en 2016. El hecho había sido denunciado en 2017 y sirvió de base para incluir esta figura como delito informático en la Reforma del Código Penal.

La sentencia a Pioli señala que además deberá realizar un tratamiento psicológico con el fin de lograr una reinserción en la sociedad, y asumir los honorarios de los representantes de la querella, a cargo del abogado Sebastián Andrada (128.880,05 pesos) y los honorarios de los representantes de la defensa, Juan Carlos Pagotto y Matías Cucco Santander (103.108 pesos).

Mirá También:  Israel alcanzó un acuerdo de paz con Emiratos Árabes Unidos y frenó la anexión de Cisjordania

Cabe recordar que además de difundir imágenes de su intimidad, el acusado había dado a conocer detalles de la vida privada de la denunciante. «Contó que fui abusada por mi abuelo en mi infancia. Es una persona que no paró en estos cuatro años de demostrar que solo quiere ventilar mi intimidad. Estoy con afecciones psicológicas como el estrés postraumático, ansiedad, ataques de pánico e insomnio por su culpa», había declarado Sánchez Frega oportunamente.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario