Los gremios ratificaron las medidas de fuerza contra la presencialidad, a pesar de la decisión de Máximo Tribunal. Desde los colectivos de padres expresaron sentir «una gran angustia». 

Familias y gremios docentes rechazaron hoy el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación a favor del Gobierno porteño por las clases presenciales. Luego de conocerse la decisión del máximo tribunal que avaló la autonomía de la de la Ciudad de Buenos Aires ante el DNU presidencial, los sindicatos ratificaron el paro.

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) confirmó hoy que mañana continúa la huelga que ya lleva más de dos semanas. Ademys tenía planificado un paro el jueves y ese día resolverán nuevas medidas. La secretaria general de UTE, Angélica Graciano, sostuvo que “es un fallo que tensiona con la política sanitaria nacional y niega la realidad”. “Vamos a continuar con las medidas. Somos un sindicato y tenemos un compromiso con la vida, con la defensa de la comunidad educativa y el fallo de la Corte Suprema no lo va limar ni lo va a gastar para nada. En el caso de la docencia somos el 80% mujeres y nos ponen en el dilema de elegir entre el salario y la vida. Todas lo tenemos muy claro”, dijo.

El secretario adjunto de Ademys, Jorge Adaro, enmarcó la decisión del tribunal supremo dentro de una puja política. Indicó que continuarán con las medidas que vienen sosteniendo hasta el momento. “Es un respaldo al gobierno de Larreta. En términos de la pelea que venimos dando nosotros por la presencialidad, no nos corre del eje. Planteamos la necesidad de la virtualidad y la vamos a seguir sosteniendo porque nos parece que es una mirada un tanto corta, con interés de parte. Queda  en un segundo plano lo que para nosotros es prioritario, que es el tema de la salud de los pibes, de la vida”, dijo. El jueves tendrán una nueva jornada de paro, movilización y asamblea.

Mirá También:  Cómo es el programa del Gobierno para que los desocupados produzcan alimentos

Por el lado de las familias, el abogado Hernán Mirasole de la organización “Nace un derecho” sostuvo que sigue vigente la cautelar que impide contabilizar las faltas y  garantiza la educación virtual para los niños y niñas que no concurran a la escuela. “Esta situación trae aparejado una angustia enorme. Hay muchos padres y madres preocupados que no nos paran de llamar.  Esa medida cautelar hoy sigue vigente. No pueden obligar a los chicos a una presencialidad cuando el cuadro sanitario es desventajoso y gravoso. Desde nuestra óptica, las familias que quieran seguir desde la virtualidad están amparadas legalmente”, afirmó. “Si el gobierno sigue con esta tendencia de no aplicar soluciones políticas y de gestión a la pandemia, habrá que discurrir en el fuero contencioso y administrativo de primera instancia”, agregó.

Desde el colectivo Familias por un Retorno Seguro indicaron que están muy angustiados por el fallo porque los deja “desprotegidos como familias e inermes frente a decisiones políticas que arriesgan vidas”.  Valeria Añón, integrante de la agrupación, dijo que los alarma la manera en que el fallo utiliza y tergiversa los datos científicos. “Dicen no ser especialistas, pero al mismo tiempo utilizan esos datos para afincar sus argumentos. Nos preocupa la liviandad con que la Corte toma cuestiones epidemiológicas y sanitarias y las usa en contra de las familias. Este no es un fallo solo a favor de Larreta y compañía. Es en contra de las familias, en contra de nuestros hijos. Nos quita la posibilidad de protegerlos quedándonos en casa. Obliga  a familias y a docentes a exponerse con una enfermedad mortal en pos de una presencialidad que ni siquiera está pensada”, dijo Añón.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario