Nuestro país adhirió a esta conmemoración en el año 1945 y en 1984, las organizaciones católicas de América Latina, que defienden los derechos indígenas, decidieron extenderla a una semana, con el fin de visibilizar las demandas y realidades de los pueblos.

De esta manera, la Semana de los Pueblos Indígenas se alza como un espacio de reflexión y expresión de la situación en que viven estos pueblos, bajo lemas que expresan sus distintas necesidades buscando propiciar un cambio de mentalidad en la sociedad nacional y se reconozca como un país multiétnico y pluricultural, brindando al aborigen un lugar más activo en la historia, más relevancia y visibilidad en la sociedad.

Es una ocasión para difundir también sus costumbres, su riqueza cultural, su forma de vida, como así también a través del relato la historia de sus orígenes.

En este sentido, en la sala Arqueología y Paleontología del Museo Pampeano se guarda piezas arqueológicas de los indígenas que habitaron nuestro territorio y se exhiben con el propósito de incorporar un aporte más al conocimiento para visibilizar y valorizar nuestras raíces.

En los orígenes de Chascomús se registra la presencia de grupos aborígenes con una antigüedad de unos diez mil años, en un principio, querandíes, tehuelches, guaraníes y pampas y más adelante los araucanos.

Asimismo, el nombre Chascomús deriva de lengua aborigen que, según distintas investigaciones, aún no se sabe con certeza de que lengua aborigen proviene o de una mezcla de todas ellas. Indefectiblemente de afonía indígena con algún acento español, la entonación del nombre Chascomús ha llegado así a nuestros días.

Deja un comentario
Mirá También:  AVANZA LA REMODELACIÓN DEL GALPÓN PARA LOS RECICLADORES URBANOS EN EL PREDIO DE DISPOSICIÓN FINAL DE RESIDUOS

Artículos Relacionados

Deja un comentario