El organismo previsional lo hizo a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Obtuvo más de $1.000 millones desarmando posiciones en fondos comunes de inversión. El objetivo es hacer valer sus derechos societarios como accionistas minoritarios.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses adquirió acciones de empresas en las que ya tiene presencia, con lo que fortaleció su situación societaria en cada una de ellas. Lo hizo al desarmar posiciones en fondos de inversión focalizados en la compra-venta de acciones y, con ese dinero liberado, comprar directamente las mismas acciones, sin intermediarios. Además, dejó de pagar comisiones a los administradores de esos fondos.

Consultada una fuente calificada de Anses contestó: “Sería no sólo no pagar honorarios por tener las mismas acciones que nosotros, además al tenerlas bajo nuestra administración en forma directa hacemos valer nuestros derechos societarios como accionistas minoritarios”.

Según una nota publicada por el matutino especializado El Cronista, Anses retiró de diversos fondos de acciones más de $ 1.000 millones. Además, consignó que los administradores de los fondos cobran una comisión de más del 2% por cada operación de compra y venta de acciones.

El FGS puede operar por sí en muchos segmentos del mercado de capitales: comprar y vender bonos estatales, Obligaciones Negociables y acciones, además entrar y salir de los fondos comunes de inversiones (FCI). La tendencia del FGS es a la salida de estos últimos. En diciembre de 2015 las tenencias en esos fondos alcanzaban al 2,65% del total de los activos del FGS. A diciembre de 2020, ese porcentaje descendió a menos de la mitad, 1,08%. Tomando las mismas fechas, las inversiones en los fondos sumaron $ 17.639 millones en diciembre de 2015 y cinco años después eran de $ 37.834 millones, es decir un salto del 114%. En cambio, el valor del FGS creció un 427% en las mismas fechas, al pasar de $ 664.000 millones a $ 3,5 billones.

Mirá También:  Un informe revela que el aporte de la línea de bandera al Estado es muy superior al subsidio que recibe

Del total de inversiones en fondos comunes, $ 12.106 (es decir, un 32%) están focalizados en renta variable, que es como se conoce en la jerga financiera a las inversiones en acciones, a diciembre del año pasado. Un año atrás, esas mismas inversiones representaban el 41% del total de la plata puesta en FCI.

Los derechos

¿En qué empresas la Anses puede hacer valer su derecho societario como accionista minoritario?

El FGS tiene participación accionaria en 41 empresas privadas argentinas, aunque dejó de informar cuánto representan esas tenencias dentro del capital social de cada empresa. Sí indicó que a diciembre de 2020, las cinco principales tenencias accionarias eran las de Ternium (por un valor de $ 54.281 millones, que representaba al cierre del año pasado el 16% del total), Telecom (14,5%), Banco Macro (12,5%), Grupo Financiero Galicia (10,1%) y TGS (8,8%).

También tiene acciones de Metrogas, Edenor, Naturgy y las transportadoras de gas TGN y TGS, entre otros concesionarios de servicios públicos. Además de su presencia accionaria en grandes corporaciones como YPF, Cablevisión Holding, Molinos Río, Mirgor, Consultatio, Grupo Clarín y Ledesma, entre otras.

En el año que fue de diciembre de 2019 al mismo mes de 2020, el peso del valor de las acciones en el FGS cayó del 11% al 9%, muy cerca del piso del 7% que por ley es el mínimo que debe tener el FGS. Como Anses salió a comprar acciones con los fondos extraídos de los fondos comunes, se dio un proceso inverso en la participación en el total de las inversiones: creció la de las acciones y cayó la de los FCI. En las mesas se dice que la Anses operó con cuidado, ya que por un lado no golpeó al mercado de los FCI con una salida abrupta y, por el otro, ayudó con sus compras a mantener el precio de las acciones de las empresas en las que participa. En el año que fue de diciembre de 2019 al mismo mes de 2020, el peso del valor de las acciones en el FGS cayó del 11% al 9%, muy cerca del piso del 7% que por ley es el mínimo que debe tener el FGS. Como Anses salió a comprar acciones con los fondos extraídos de los fondos comunes, se dio un proceso inverso en la participación en el total de las inversiones: creció la de las acciones y cayó la de los FCI. En las mesas se dice que la Anses operó con cuidado, ya que por un lado no golpeó al mercado de los FCI con una salida abrupta y, por el otro, ayudó con sus compras a mantener el precio de las acciones de las empresas en las que participa.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario