Se trata de dirigentes gremiales que rechazan la iniciativa por considerarla flexibilizadora y la antesala de cesantías masivas. Denuncian la violación de la ley anti despidos. La empresa asegura que no cumplieron los protocolos de seguridad aeronáutica.

La fusión de Aerolíneas Argentinas y Austral avanzó en las asambleas de accionistas y se plasmó a fines de noviembre de 2020.

Los principales gremios le habían dado el visto bueno a una iniciativa que venían rechazando desde hacía muchos años y que, en particular, habían bloqueado durante la gestión de Mauricio Macri que la había reflotado.

Tanto el sindicato de técnicos como el de pilotos decidieron dar vía libre a la iniciativa promovida por la nueva gestión de Pablo Ceriani y, para eso, incluso, decidieron avanzar en la fusión de los sindicatos de pilotos que existían en cada una de las dos empresas.

En rigor, el sindicato UALA, de Austral se diluyó dentro de APLA asimilando el convenio particular de la compañía que, según fuentes gremiales, implica la pérdida de algunas conquistas para los trabajadores.

En soledad, el cuerpo de delegados de los técnicos de Austral había mantenido su posición de rechazar la fusión por considerarla la antesala de despidos y flexibilización laboral. Para eso habían realizado asambleas y caravanas de protestas.

Pero incluso uno de los delegados ahora despedidos en septiembre había hecho una presentación judicial contra lo que consideraron un proceso de vaciamiento y “desaparición” de Austral acompañado de malversación de fondos públicos que derivó en un pedido de imputación al propio director de la compañía Pablo Ceriani y otros funcionarios de la compañía por parte de la fiscal Silvana Russi.

Mirá También:  CALENDARIO DE PAGO DE HOY MIÉRCOLES 6 DE ENERO

Ahora, la empresa de gestión estatal parece haber decidido avanzar sobre esos nichos de resistencia a través de despidos, pedidos de desafueros y traslados compulsivos de delegados.

Así lo denunciaron mediante un comunicado los técnicos enrolados en el Frente de Trabajadores Aeronáuticos (FTA) donde reclaman la reincorporación de Gastón Lambiase, delegado de la oficina técnica, y Federico Lambiase trabajador de Austral. A ambos hermanos, el 15 de febrero, la empresa les impidió el ingreso a su lugar de trabajo sin haber siquiera enviado las cartas documento notificando la decisión de manera formal.

Ambos despidos se suman a los cinco técnicos que el año pasado habían sido despedidos por Aerolíneas Argentinas y a los pedidos de desafuero de delegados de base de Austral, Gastón Kuttnick y Guido Cofre.

Para el FTA en el que se agrupan la mayoría de los despedidos detrás de la “sinergia” con la que las autoridades grafican la fusión “se esconde un plan perverso de vaciamiento tanto de Austral como de Aerolíneas Argentinas”.

Fuentes cercanas a la empresa confirmaron el despido de ambos trabajadores aunque sostienen que Gastón Lambiase no cuenta con fueros gremiales como resultado de una impugnación de la elección por parte del propio sindicato. Del mismo modo, aseguran que el despido de ambos es con causa y por lo tanto no gozarán de su derecho a la indemnización en la medida en que, desde la visión de la patronal, la denuncia que involucra problemas de seguridad aerocomercial proveniente de técnicos con información privilegiada debió canalizarse por vías internas de la empresa o, en su defecto, a través del ente de regulación, la ANAC y por vía judicial.

Mirá También:  CALENDARIOS DE PAGO DE HOY JUEVES 25 DE FEBRERO

Fuentes cercanas al directorio de la empresa aseguran que, en realidad, la oposición de los delegados a la fusión se explica por la pérdida de cargos gremiales que conllevaría.

Sin embargo, uno de los delegados de los técnicos de Austral que atraviesa un pedido de desafuero, Gastón Kuttnick, explicó al portal AnRed que las presentaciones judiciales fueron el resultado de que “el ministerio de Trabajo no nos atendió durante todo este tiempo. Hicimos una denuncia por este silencio. Estuvimos pidiendo durante todo el proceso participar de esto e hicimos una presentación en la justicia federal sobre irregularidades que habíamos observado durante todo el proceso”.

Sobre la inmunidad gremial de Lambiase, Kuttnick señaló que “la empresa lo había reconocido y ahora aduce impugnación para no realizarle un juicio de desafuero y pisotear de esta forma unilateralmente su tutela. Es un hecho gravísimo para el mundo sindical”.Sobre la inmunidad gremial de Lambiase, Kuttnick señaló que “la empresa lo había reconocido y ahora aduce impugnación para no realizarle un juicio de desafuero y pisotear de esta forma unilateralmente su tutela. Es un hecho gravísimo para el mundo sindical”.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario