Este año el acceso a la Maratón será virtual, a través de una plataforma diseñada especialmente.

Este año el acceso a la Maratón será virtual, a través de una plataforma diseñada especialmente.

La Maratón Nacional de Lectura, que organiza Fundación Leer para fomentar el hábito lector en las infancias, celebra el próximo viernes su 18° edición con la participación de autores como Isol, Chanti, Silvia Schujer y Fernando de Vedia, en lo que será una jornada inédita porque a pesar de las limitaciones que supone su adaptación a lo virtual posibilitará una experiencia de mayor alcance, que ya cuenta con diez mil instituciones y tres millones de personas inscriptas.

«Lanzamos la campaña en febrero cuando no había pandemia. Las escuelas ya habían comenzado a inscribirse y nos preguntamos muchas veces qué hacer. La maratón quiere que todos nos abracemos alrededor de la lectura y nada más inapropiado en este momento pero tomamos la decisión de hacer una campaña distinta, haciéndonos cargo de la organización y que a su vez pudiera darle una mano a los docentes que están abarrotados de cosas», cuenta Patricia Mejalelaty, titular de la Fundación Leer.

Aunque la pandemia impide los abrazos y obliga a la aceleración de redes virtuales, también ofrece alternativas masificadoras: «Hoy la tecnología nos está ayudando a responder a las escuelas, a pedidos de autores e ilustradores que nos han hecho durante 18 años y ahora los tenemos a todos en una plataforma. Hay una nueva modalidad que es un salto cualitativo y cuantitativo. La hicimos este año tratando de experimentar una forma pero la potencia de lo que va a suceder abre la agenda de un camino«.

Lo del viernes será una jornada para celebrar, promover y fomentar la lectura. Y para ello estarán los autores e ilustradores acompañando el encuentro con los libros y la literatura, como Isol, Alejandro O’Kif, Alexiev Gandman, Brocha, Canela, Cecilia Pisos, Chanti, Cucho Cuño, Fernando de Vedia, Istvansch, Liliana Cinetto, Luciano Saracino, María Inés Falconi, María Laura Dedé, Pablo Bernasconi, Pablo Pino, Romina Carnevale, Paola Vetere, Shumi Gauto, Silvia Schujer, Victoria Bayona y Walter Poser.

Se esperan talleres, lecturas y diálogos con autores: Saracino, por ejemplo, invitará a crear un superhéroe, Canela compartirá en vivo un cuento, Chanti enseñará a contar historietas, Isol compartirá un momento de creación, Cinetto responderá preguntas, Shumi Gauto leerá en voz alta un cuento feroz, Bernasconi responderá preguntas viajeras, Pisos convocará a crear coplas y Fernando de Vedia sumará lecturas y sorpresas.

Toda la jornada tendrá como escenario una plataforma especialmente diseñada para la maratón (conectadosporlalectura.leer.org.ar) de acceso gratuito y además están preparando material para enviar por medio de WhatsApp «para aquellos chicos que no tienen estos recursos puedan ser parte de la maratón porque no se consumen datos. Hay chicos que están todo el día en clases de Zoom, mientras que otros comparten un celular con toda la familia», ejemplifica Mejalelaty.

Hay tres millones de inscriptos para participar de la Maratón que se desarrollará en forma virtual.

Hay tres millones de inscriptos para participar de la Maratón que se desarrollará en forma virtual.

«La Argentina es un país complejo y en este momento tenemos tantas realidades como casas y escuelas. La situación es bastante disímil» y en este contexto de emergencia sanitaria «obviamente los maestros están haciendo lo imposible de crear en la lectura un espacio para chicos», sostiene.

Fernando de Vedia, con más de 70 títulos editados, entre ellos «Paco del Tomate», «Lalo La Lupa» y «Morton Fosa», es uno de los escritores que se sumará a esta edición ampliada.

«La versión digital demuestra una rápida adaptación al cambio por parte de la Fundación. Hay que tener la mente abierta y saber aprovechar las ventajas que nos brinda la tecnología y lo han hecho de una manera muy creativa, con una producción especial, una convocatoria enorme y mucho trabajo y esfuerzo detrás para llegar a muchísimos chicos y chicas y poder darle continuidad a pesar del Covid», indica el escritor.

Además de las actividades con escritores e ilustradores se podrá acceder a una biblioteca digital con más de un centenar de libros y audiolibros. Si bien la biblioteca no es algo exclusivo de la jornada porque es un espacio que ya existía y en el que cada quince días se renuevan los contenidos gracias a los derechos que ceden autores y editores, en esta oportunidad estará disponible todo el catálogo de acuerdo a distintas edades.

Autores, chicas, chicos, padres y educadores se darán cita en la maratón.

Autores, chicas, chicos, padres y educadores se darán cita en la maratón.

«Empezamos la cuarentena con seis millones de libros leídos y hoy, cinco meses después, hay más de 12 millones leídos. Tenemos la marca porque los chicos después de leer el libro responden una trivia. El objetivo es que lean más de 20 libros al año», dice Mejalelaty y agrega un dato: «En 22 años hemos distribuido 2 millones de ejemplares en papel, en 3 años hemos distribuido 12 millones de libros digitales, nuestra misión se ve acelerada de una manera enorme».

Una nación de lectores

Pero todavía, dice, queda «muchísimo trabajo por hacer. La literatura infantil y juvenil de nuestro país es maravillosa y esta expansión de autores e ilustradores brillan aquí y en el exterior y eso está llegando de distintos modos a las escuelas. El acceso es una de las herramientas pero también hay otras: tratar que los papás le lean a los chicos. Ahí tenemos un enorme desafío porque hay una generación de padres que no están conectados con la lectura, no tienen vínculo con los libros y tal vez esos papás también tiene dificultades de lectura».

Para poder construir una «nación de lectores» como define de Vedia su gran sueño, porque «los beneficios del libro en el crecimiento de un chico o una chica son innumerables y dejan huella para toda la vida», es clave no sólo el trabajo en las escuelas sino también en los hogares. «Lamentablemente, muchas familias han delegado en la escuela la responsabilidad que les cabe en el camino lector de sus hijos», dice.

«La escuela -explica el escritor- lo viene haciendo magníficamente. Pero no alcanza si en el hogar no hay adultos lectores o que les cuenten historias a los chicos o impulsen el amor por los libros. Yo creo que son los adultos los que no leen y que los chicos y las chicas hoy leen más que nunca. Prueba de ello es la explosión de libros en los rincones infantiles y juveniles de las librerías y el entusiasmo que muestran los alumnos hacia la lectura y que tengo oportunidad de comprobar cada vez que visito una escuela».

En ese punto, como sostiene Mejalelaty, «todo lo que hagamos en nivel inicial y primario tiene que ver con la prevención. Tenemos que seguir estimulando y que la lectura se inserte en cada hogar. Lo que dicen las investigaciones es que hay que leerles 20 minutos todos los días y por eso es Leer 2020, por eso pretendemos quebrar la barrera de acceso al libro para que todos tengan en todos los hogares la posibilidad del encuentro con la lectura y que los papás le puedan leer desde muy chiquitos».

De ahí la importancia de enfocarse en los mediadores más cercanos: las escuelas y las familias y construir «la responsabilidad de los adultos de llevar a los chicos a la lectura, compartir una lectura, dedicarles tiempo porque la intimidad que aporta un libro dura para toda la vida. Y eso tenemos que fomentar en todas las familias del país. El gran desafío es que la lectura entre en la intimidad de cada hogar».

Deja un comentario
Mirá También:  Campaña en redes para impulsar la creación del Instituto Nacional del Libro

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *