El cuerpo del hombre fue hallado con ataduras, encapuchado y signos de haber sido ferozmente golpeado en su domicilio. Investigan si se trató de un asalto

La Policía de Entre Ríos investiga la muerte del productor ganadero Enrique Viollaz, cuyo cuerpo fue hallado en su casa de la ciudad de Villa Elisa con ataduras, encapuchado y signos de haber sido ferozmente golpeado.

Viollaz fue encontrado muerto alrededor de las 20:30 de este lunes en su casa de Boulevard Churruarín al 400, en la zona suburbana de esa localidad, mientras que por el crimen en principio no se produjeron detenciones.

Viollaz fue hallado atado de pies y manos con precintos, telas y sogas, y con la cabeza envuelta en una bolsa, en medio de un gran desorden, por efectivos policiales que irrumpieron en su propiedad, informó el sitio El Once.

Los policías llegaron la propiedad de la víctima luego de que notificaran el hallazgo de su camioneta Toyota Hilux en una zona rural.

Por el momento no se estableció si la muerte del productor se produjo por los golpes recibidos o por un ataque cardíaco ocurrido en medio de una situación angustiosa.

No obstante, hay indicios de que el hombre, que fue encapuchado con una bolsa de tela, recibió contundentes golpes en la zona craneana, los que podrían haber derivado en su deceso.

Las sospechas apuntan a que el asesinato se produjo antes del mediodía de la misma jornada, aparentemente en el marco de un asalto, y del mismo habrían participado al menos dos personas. Una información extraoficial daba cuenta que Viollaz, quien tenía título de Ingeniero Químico, había cobrado una importante suma de dinero, aunque no se pudo comprobar la existencia de faltantes en la escena del crimen.

Mirá También:  Río Negro: Todo listo para definir el relevo de Weretilneck

Por otro lado, el hallazgo de un paquete envuelto como encomienda alimentaba sospechas de que ese elemento podría haber sido utilizado como ardid por los asaltantes para ingresar al domicilio.

La Toyota Hilux de Viollaz había sido hallada en horas de la tarde del lunes abandonada en el kilómetro 3,5 de la Ruta 130 por policías de la Brigada de Delitos Rurales del departamento de Colón. A partir del hallazgo de la camioneta, la cual tenía un vidrio bajo, se decidió ubicar al propietario ante la sospecha de que algo le podría haber pasado.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *